La revolución de los patinetes eléctricos: guía completa

Patinete eléctrico

Patinete eléctrico. Foto: FXQuadro. Shutterstock

 

El patinete eléctrico es mucho más que un simple juego de niños, con el tiempo se ha convertido en un medio práctico y sostenible de movilidad para las ciudades modernas, ayudando a reducir la contaminación en los desplazamientos cortos.

 

Aunque parezca sencillo, elegir tu patinete eléctrico ideal, presenta algunos aspectos importantes a evaluar. Si quieres algunos consejos extra sobre las características de los patinetes, eléctricos o no, deberías consultar el artículo sobre los mejores patinetes eléctricos del mercado, donde puedes encontrar una detallada guía de selección y diferentes modelos eléctricos.

 

Mejor patinete eléctrico: Guía.

Potencia.

Los patinetes eléctricos funcionan gracias a un motor y una batería que normalmente se coloca debajo de la plataforma. La potencia puede alcanzar 1.000 W, un valor perfectamente en línea con las exigencias del mercado actual, cada vez más exigente y con una demanda creciente.

Una batería con buena potencia es muy necesaria, ya que tener una buena autonomía siempre es importante. Debes tener en cuenta el peso corporal del usuario debe antes de realizar una compra. Si pesa entre 80 y 90 kg, la potencia mínima necesaria para garantizar un transporte seguro está entre 500 y 600 W. Si el individuo tiene un tamaño más pequeño (60 a 70 kg) se necesitarán entre 350 a 400 W.

Como regla general, una vez que conocemos el presupuesto del que disponemos, siempre es aconsejable comprar el patinete con la máxima potencia.

Batería.

La batería es un componente esencial en un patinete eléctrico. La mayoría de los modelos la colocan debajo del reposapiés.

Cada patinete tiene sus propias particularidades, no siempre una excelente calidad de las baterías asegura un excelente rendimiento, depende mucho del uso que el usuario haga de él. Como este es el componente más importante y caro del patinete eléctrico, la batería debe ser tratada con mimo, dejando el vehículo en un lugar ventilado, lejos de la luz solar directa, fuentes de calor y humedad.

Elije una batería de calidad, si es posible, como una Samsung o una LG, una marca que ha estado en el mercado durante mucho tiempo, con un producto de larga duración que va de 300 a 500 ciclos. Ten en cuenta que una excelente calidad de la batería suele traducirse en un mayor coste del patinete, por lo que deberás ajustar el presupuesto a tus necesidades.

 

Seguridad.

La seguridad es siempre un tema muy importante cuando se trata del transporte, que además está motorizado.

El patinete eléctrico puede ser usado tanto por adultos como por niños (con diferentes límites de edad y tipos), por lo que es necesario conocer bien qué accesorios lleva incorporados el vehículo para proteger nuestra seguridad. Deberás buscar un sistema de suspensión adecuado, frenos eficientes, una plataforma amplia, un sillín cómodo (si es necesario), para evitar caídas y amortiguar los efectos de un terreno accidentado.

Frenos en los patinetes eléctricos.

Los frenos montados en el manillar del patinete eléctrico son esenciales para que podamos alcanzar velocidades interesantes.

Otros factores importantes discriminantes son la velocidad máxima que puede alcanzar el vehículo y el tamaño de la estructura. Un patinete que puede alcanzar altas velocidades (incluso alrededor de 30-40 km/h) se compra generalmente sólo si el uso es para un adulto y si la ruta es de longitud media.

El patinete debe tener unas dimensiones adaptadas al usuario, una estructura excesivamente grande dificultará el equilibrio, especialmente si el vehículo va a ser usado por un niño.

Foto: Ingus Kruklitis. Shutterstock

 

 

Estructura: anchura de la plataforma y dimensiones de las ruedas.

Un buen patinete, independientemente de si funciona con baterías o mecánicamente, debe tener necesariamente una plataforma suficientemente grande y un tamaño de rueda de 180 a 230 mm para garantizar una estabilidad óptima para el usuario durante el trayecto.

 

 

Ruedas de patinetes eléctricos.

Las ruedas del patinete eléctrico pueden ser de diferentes tamaños. También pueden tener diferentes tamaños entre las ruedas delanteras y traseras.

Para los amantes de los patinetes, estos dos componentes son verdaderos dogmas, útiles para garantizar un agarre seguro, con un peso equilibrado en la “cubierta”. La amplia plataforma es especialmente útil para rutas más largas donde la posición centrada de la carrocería es necesaria para mantener el equilibrio y el control total del vehículo.

Por otro lado, las ruedas de mayor diámetro permiten una mejor adherencia a la carretera, limitando así los problemas que nos pueden dar los suelos más inestables. Una rueda más pequeña tiene menos peso y por lo tanto mayor agilidad, pero esto podría afectar la estabilidad del vehículo.

 

 

Calidad, precio y uso real.

El precio es siempre un componente muy importante. El mejor parámetro que el comprador debe usar para una buena comparación es el uso que realmente pretende hacer del patinete eléctrico, tal y como nos aconsejan desde Mondo eléctrico.

Aquellos que compran con fines puramente recreativos probablemente tenderán a invertir menos porque es simplemente un hobby. Los que lo compran por una necesidad real, pueden pensar en comprar un medio de transporte que sea cualitativamente mejor, más eficaz y potencialmente duradero en el tiempo.

 

 

Legislación.

Actualmente, el uso de patinetes eléctricos en las ciudades está ampliamente debatido. La DGT categoriza a patinetes eléctricos, segways, hoverboards y demás, en diferentes grupos. Pero son los ayuntamientos, al ser un vehículo destinado a las ciudades, los que legislan sobre su circulación en las ciudades. Aquí nos encontramos con ciudades como Madrid, que ha legislado este año, pero también nos encontramos con ciudades que aún no han abordado este tema, con la consiguiente problemática para el sector.

 

 

https://ecoinventos.com