Resultado de imagen para uva vino

 

 

El jefe de la Asociación de Viticultores de Perú (Provid) dice que se están evaluando los impactos de lluvias e inundaciones recientes en la región clave del cultivo, Ica, pero afortunadamente la temporada de uva de mesa estaba en sus últimas fases cuando el evento climático impactó.

La situación ha sido afortunadamente en las últimas dos semanas de producción. Si los ‘huaicos’ hubieran sido 15 días o un mes antes habría sido mucho peor”, dijo el gerente general Carlos Zamorano a Portalfruticola.com.

“Hay diferentes escenarios”, añade.

Algunas empresas habían terminado las cosechas de uva, otras aceleraron la recolección para terminar la temporada temprano cuando vieron que las lluvias venían, mientras que los productores menos afortunados o se les inundaron los empaques, lo que significaba que la fruta debía ser trasladada a otros lugares, o aún tenían uvas en las vides.

En el último caso Zamorano dice que las lluvias han causado manchas en algunas uvas, así como casos de hongos debido al exceso de humedad.

Sin embargo, el ejecutivo no espera que esto tenga ramificaciones serias para las exportaciones.

“Podría haber algunas empresas que han tenido un impacto importante, pero sería casos específicos. En el caso del sector de las uvas de mesa, no debería haber grandes impactos”, indicó.

“Creo que en un par de semanas podremos ver cuántas cajas se han visto afectadas por la fruta que se quedó en las vides”.

“Algunos seguirán teniendo características de exportación, y otros tendrán que permanecer en el mercado interno”.

Afirma que una gran cantidad de variedades se vieron afectadas. Por supuesto Red Globe ha sido la más afectada al ser la variedad clave de Perú, pero Zamorano señala que hay un cambio en marcha a nuevos cultivares en el país.

Cuando se le preguntó sobre posibles daños estructurales a los viñedos, la respuesta de Zamorano es “tendremos que esperar y ver”.

“Este es un fenómeno que ha sido mucho más radical que en otros años – en otros años no hemos visto efectos como este”, señaló.

“Es un fenómeno que puede ser más grave en algunos años que otros, pero sucede regularmente cuando las lluvias ocurren en la selva… pero hay que señalar que este año tuvo una fuerza inusual”.

“Ellos (productores) trabajan en primer lugar para salvar la campaña y resolver los problemas con los trabajadores – la vivienda de los trabajadores en las áreas circundantes – pero si se refiere a las plantaciones, el esfuerzo básico tiene que ser con el cuidado donde comienzan los canales del río”.

En términos de mercados, Zamorano dice que después de la temporada anterior ha habido una desviación de más fruta a Estados Unidos, lo que ha ayudado a la recuperación en el mercado chino.

“Estamos esperando un crecimiento del 10-12% en comparación con la temporada anterior, y más tarde podremos calcular el daño de los deslizamientos de tierra”.

El jefe de la industria también espera que el mercado japonés se abra este año, pero los productores de uva de mesa tendrán que esperar a la finalización de un acuerdo de acceso a los cítricos antes de que puedan avanzar en la línea.

“El mercado japonés es el más importante que tenemos que abrir – estamos esperando que terminen los procesos fitosanitarios para la apertura”, dice, aclarando que el objetivo es tener un protocolo basado en el tratamiento en frío.

Recientemente, hubo una visita de la República Dominicana, algunos intentos de Argentina – como siempre, vemos movimiento.

“Los empresarios siguen teniendo confianza para invertir, y a pesar de lo que hemos sufrido en estas dos últimas semanas, seguiremos siendo una industria de crecimiento robusto”.

 

 

 

 

www.portalfruticola.com