Científicos de la India desarrollan arroz biotecnológico que puede reducir el uso de fertilizantes

Una nueva variedad de arroz genéticamente modificado ha mejorado eficiencia de utilización de fósforo del suelo, lo cual se logró mediante la inserción de un gen de otro cultivar de la misma especie. La mejora de la capacidad de utilización del fósforo natural puede reducir el uso de fertilizantes, un insumo altamente usado en el cultivo del arroz para aumentar su productividad, pero que a largo plazo produce contaminación en el ambiente.

Un nuevo arroz genéticamente modificado (GM) desarrollado por el Instituto Nacional de Investigación del Genoma Vegetal (NIPGR) en la India, puede mejorar la absorción de fósforo natural del suelo, reduciendo el uso de fertilizantes artificiales a base de fósforo.

Este arroz GM ha sido producido mediante la introducción de un gen llamado OsPAP21b, el cual fue extraído de un genotipo de arroz tradicional llamado Dular, que se encuentra en estados como Bengala Occidental, Bihar y Assam.

Apoyado por el Departamento de Biotecnología (DBT), el estudio mostró que el gen OsPAP21b juega un papel importante en la mejora del crecimiento en el sustrato de fósforo orgánico a través de una mejor absorción y utilización del fosfato.

El artículo publicado en Plant Biotechnology Journal demostró que la introducción del gen produce una enzima que, cuando se secreta en el suelo a través de las raíces de la planta de arroz, ayuda a la absorción de fósforo orgánico disponible en el suelo.

Esta enzima aumenta la absorción de fósforo orgánico en alrededor de un 50% en condiciones experimentales controladas y por lo tanto puede ayudar a reducir el costo del uso de fertilizantes para el agricultor.

 

El equipo dirigido por el Dr. Jitender Giri junto a los estudiantes de doctorado Poonam Mehra y Bipin K. Pandey han propuesto al gen OsPAP21b como un candidato útil para mejorar la absorción y utilización del fosfato en el arroz.

La deficiencia de fósforo disponible en la planta es un factor limitante para el cultivo de arroz en varios tipos de sueldo del planeta. La aplicación de fertilizantes fosfatados puede compensar la deficiencia de fósforo del suelo, pero su acumulación es peligrosa tanto para nuestro medio ambiente como para la salud.

El fósforo es un mineral importante en el metabolismo, crecimiento y desarrollo de las plantas en general y del arroz en particular. Alrededor de 20 millones de hectáreas de tierras altas con cultivo de arroz son deficientes en fosfato. En las principales zonas productoras de arroz como la India, más del 60% de los suelos sufren de baja a media disponibilidad de fosfatos. Esto se compensa con la aplicación de fertilizantes fosfatados.

Desafortunadamente, la fuente de estos fertilizantes, el fosfato de roca, es finita, se agota rápidamente y se concentra sólo en pocas regiones del mundo. India importa casi el 90% de su requerimiento de fertilizantes fosfatados. Además, el fosfato aplicado se fija rápidamente en formas inorgánicas u orgánicas insolubles debido a su alta reactividad y la acción microbiana.

Dado que el arroz es uno de los principales consumidores de estos fertilizantes, es pertinente aumentar la eficiencia de absorción del fosfato en las variedades de arroz. El estudio y desarrollo de arroz GM con mejor uso del fósforo del suelo es un paso significativo hacia ese objetivo.