En la agricultura combatir plagas es una de las luchas constantes que tiene el sector. La última de las erradicaciones en las que se está trabajando es en la polilla de diamantes (DBM), las cuales tienen a los científicos de cabeza creando tecnologías que disminuyan su presencia y no generen más pérdidas en plantaciones agrícolas.

Oxitec, empresa británica especializada en ciencia y biotecnología, está dando la batalla. Mediante un comunicado, la organización ha descrito la polilla de diamantes como la “plaga agrícola más dañina del mundo de cultivos de brassica“, grupo en el que se encuentran el repollo, brócoli, coliflor, col rizada y otras verduras.

La polilla, que no tiene origen en Estados Unidos, es altamente invasiva y cuesta a los agricultores US$ 4 mil millones al año en pérdidas de cultivos y manejo de control en todo el mundo.

En 1953, se comprobó que la plaga de DBM era resistente al DDT, conocido insecticida de gran eficacia. Además, ha desarrollado resistencia a otros insecticidas que son muy utilizados. Entre estos se encuentran: spinsosad, indoxacarb, hidrocarburos clorados, carbamatos, organofosfatos y piretroides.

La resistencia del DBM es muy grande, ya que fue una de las primeras plagas agrícolas en desarrollar resistencia en el campo a las proteínas de Bacillus thuringiensis (Bt).

Con esto en mente, la empresa buscó reducir la población de polillas sin usar ningún pesticida. Así fue como introdujo las polillas “autolimitadas”.

 

Insectos estériles

La técnica de insectos estériles (SIT) ha demostrado ser un método útil para controlar plagas en todo el mundo. El problema es que es caro. Sin embargo, la empresa británica llevó la idea un paso más allá mediante la ayuda de la modificación genética.

Oxitec, que surgió de la Universidad de Oxford y es ahora una subsidiaria de Intrexon Corporation, anunció que los ensayos de campo de su polilla de diamantes reconstruidos genéticamente comenzaron luego de que se concluyera que su impacto en el ambiente no es significativo (FONSI). Esto fue recientemente publicado por el Departamento de Agricultura de EE.UU.).

El ensayo se llevará a cabo en la Estación Experimental Agrícola del Estado de Nueva York de la Universidad Cornell.

“Tras una extensa revisión del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), nos complace estar avanzando una novedosa tecnología revolucionaria que proporcionará una solución poderosa y sostenible para controlar la polilla de diamantes cada vez más resistente a los insecticidas y que causa un alto daño a plantaciones de cultivos importantes”, dijo el vicepresidente senior de Oxitec senior vice presidente y jefe del sector de alimentos de Intrexon, Sekhar Boddupalli.

El trabajo de campo está siendo liderado por Tony Shelton, profesor de Entomología en la Universidad de Cornell.

“La innovación en la protección de cultivos es necesaria para métodos más sostenibles de control de plagas y para reducir los riesgos potenciales para la salud humana y el medio ambiente”, comentó el científico. Y agregó, “las polillas autolimitantes de diamantes ofrecen un nuevo modo de acción de lucha contra esta plaga económicamente perjudicial”.

Shelton destacó que esta tecnología sólo se dirige a la especie de plaga dañina y, por ende, no afecta a los insectos beneficiosos, tales como polinizadores y agentes de control biológico.

El objetivo es proporcionar a los agricultores una herramienta ecológica en la lucha contra esta plaga invasiva.

Cabe mencionar que en 2016, Oxitec hizo noticias por razones equivocadas.

El grupo fue acusado de “crear” el virus Zika, aunque fue identificado por primera vez en Uganda en 1947. La acusación ocurrió por el ejercicio de sus mosquitos modificados genéticamente. Oxitec se negó a la denuncia y con pruebas demostró que redujo en un 81% la población de mosquitos en un vecindario brasileño.

 

www.portalfruticola.com