El contenido de este artículo fue elaborado por www.bosquesmediterraneos.com y fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com

Procesos de Escarificación y Estratificación

El fin de todas las semillas es la germinación proceso en el que se transforma el embrión contenido en ellas en una nueva planta. Para que esto ocurra la semilla debe encontrarse en presencia de los siguientes factores:

– Temperatura adecuada.
– Humedad.
– Medio ambiente gaseoso. (respiración)

En muchos casos las semillas germinan inmediatamente después de desprenderse de las plantas pero otras muchas, sobre todo especies de árboles y arbustos, han desarrollado la capacidad de controlar el inicio de la germinación, de manera que coincida con periodos del año en que haya condiciones naturales favorables para la supervivencia de las plántulas; a este mecanismo interno se le denomina latencia, letargo o dormancia. Por ejemplo, semillas que diseminan al inicio del verano como los cerezos, Prunus avium, necesitan obligatoriamente pasar por periodos de calor (verano) seguidos de periodos de frío (otoño-invierno) para que germinen, lo que quiere decir que hasta la primavera del año siguiente a la diseminación no estará en condiciones de germinar. Otras necesitan que se deterioren las cubiertas que las rodean y en la naturaleza esto se produce en muchos casos tras pasar por los estómagos de las aves que se alimentan de sus frutos.

Toda aquella persona que quiera hacer germinar una semilla latente o con dormancia, deberá intentar aproximarse en la mayor medida posible al proceso de germinación natural por medio de lo que denominamos tratamientos previos a la siembra. Según sea la causa que produce el letargo o dormancia de las semillas así será el tratamiento que se le deba aplicar.

Los diferentes tipos de dormancia que existen son:

 

Dormancia exógena

Física

Causas: Impermeabilidad de las cubiertas
Tratamientos: Escarificación
Ejemplos: Robinia pseudoacacia

 

Química

Causas: Inhibidores en las cubiertas
Tratamientos: Separar las cubiertas
Ejemplos: Fraxinus chinenesis

 

Mecánica

Causas:Resistencia mecánica de las cubiertas al desarrollo del embrión
Tratamientos:Romper las cubiertas
Ejemplos: Elaeagnus angustifolia

Dormancia endógena

 

Morfológica

Causa: Subdesarrollo del embrión
Tratamientos:Estratificación caliente
Ejemplos: Ocurre en combinación con otros factores

 

Fisiológica: suave, intermedia o profunda

Causas:Inhibición fisiológica de los mecanismos de germinación
Tratamientos:Estratificación fría
Ejemplos: Sorbus aucuparia

 

Dormancia morfo-fisiológica

Causas: Combinación de embrión subdesarrollado con inhibición fisiológica
Tratamientos:Estratificación caliente seguida de estratificación fría
Ejemplos: Fraxinus excelsior

A continuación se explican sin entrar en excesivo detalle los tratamientos pre siembra más usuales en el manejo de las semillas.

 

Tipos de tratamientos de semillas

Siembra directa

Se denomina siembra directa cuando la semilla no precisa ningún tratamiento específico de pregerminación. En general, es conveniente sumergir las semillas en agua antes de la siembra (24 a 48 horas). Numerosas especies de capa muy dura precisan hasta varias semanas antes de sembrarlas. Por lo demás, son válidas las recomendaciones generales que se apuntan más adelante.

 

Estratificación

Proceso de rehidratación lenta aconsejable en casi todos los casos, que permite una germinación y un crecimiento de la planta más homogéneos.

 

Método:

Dejar las semillas en agua a temperatura ambiente durante 24 a 48 horas. Preparar el medio de estratificación (mezcla de arena fina o vermiculita con turba: 50/50 o 1/3+2/3), desinfectándolo previamente. Incorporar a esta mezcla las semillas escurridas, humedecer el conjunto y guardarlo en una bolsa de plástico bien cerrada en la temperatura indicada para cada especie. Para unas especies como Prunus avium o Fagus sylvatica la estratificación se puede hacer sin medio, metiendo las semillas hidratadas en una bolsa cerrada herméticamente. Durante el período de estratificación, vigilar la humedad del medio, añadiendo agua si fuera necesario, y controlar el inicio de la germinación, en cuyo caso habrá que adelantar la siembra.

Tiempo de estratificación

Según las especies el período de estratificación puede ser de 1 mes (sobre todo en coníferas), de varios meses (buena parte de las frondosas) o hasta 1 o 2 años (Taxus, Tilia…). La fecha de inicio de estratificación se calculará restando el período de estratificación de la fecha de siembra prevista (F. inicio estratificación = F. siembra – Período estratificación). En todo caso, la época más conveniente de siembra no deberá ser posterior al mes de abril.

 

Tipos de estratificación.

Algunas especies precisan una doble estratificación, o sea, un período de estratificación en caliente seguido de un período de estratificación fría. La semilla estratificada deberá sembrarse inmediatamente al final del tratamiento evitando su desecación.

SC – Estratificación caliente: la temperatura del lugar de estratificación debe mantenerse alrededor de ± 20 °C durante el periodo de estratificación.

SF – Estratificación fría: la temperatura del lugar de estratificación debe mantenerse
alrededor de ± 5 °C durante el periodo de estratificación.

 

Requerimientos por especie frutal

Estratificación en zanja en terreno o campo abierto

Escarificación

Proceso de permeabilización de la cubierta exterior de semillas

 

Escaldado: (recomendado)

Inmersión de semillas en agua a punto de ebullición aproximadamente 82ºC, seguida de una inmersión en agua helada de manera que provoque un choque térmico. Después se dejan las semillas en agua a temperatura ambiente durante 24 horas.

 

Escarificación mecánica

Cortar con un escalpelo o utensilio cortante, parte del tegumento de la semilla en la zona alejada de la radícula. También se puede escarificar mediante frotamiento mecánico con una superficie rugosa.

 

Escarificación química 

Inmersión de semillas con ácido sulfúrico por un tiempo determinado (15-45 minutos) dependiendo de la especie.

 

Recomendaciones generales

 

Épocas de siembra

En general se aconseja evitar las épocas de fríos y posibles heladas, prefiriendo los meses de Abril hasta finales de Junio (siembra de Otoño) o finales de Julio a finales de Septiembre (siembra de Primavera). Las siembras tardías pueden provocar dormancias secundarias.

 

Bayas

Por lo general se aconseja adquirir semilla limpia de pulpa, ya que la mayoría contienen inhibidores de germinación. Sólo en algunas especies que pierden su viabilidad al extraer la semilla, y que por lo tanto es imprescindible almacenarlas con su pulpa, hay que despulparlas mediante fricción en agua justo antes de la siembra.

 

Siembras directas

Algunas especies, especialmente las ornamentales de climas cálidos, se siembran directamente, pero precisan unas condiciones térmicas de germinación específicas: en calor: 20ºC de noche y 30ºC de día; o en frío: 5ºC de noche y 15ºC de día.

 

Profundidad de siembra

Comúnmente la profundidad de siembra es 1,5 veces el tamaño de la semilla. No obstante, en el caso de semillas finas y pequeñas es suficiente cubrir someramente la semilla con una fina capa de arena, turba o vermiculita, evitando que se vuele la semilla con el viento, se deseque, sea comida por animales, etc…

SC: Estratificación en caliente a 20 °C.
SF: Estratificación en frío a 4 °C.
(n): Número de meses.
t: Tiempo de tratamiento.
SD: Siembra directa.
Tª( ): Temperaturas noche-día.
AH: Agua hirviendo.
Esc: Escarificación mecánica.
AC: Agua corriente a Tª ambiente.

 

Conservación de las semillas

Semillas ortodoxas: Son aquellas que se pueden conservar durante varios años sin que pierdan un porcentaje elevado de viabilidad, siempre y cuando se almacene con una humedad baja 8-15 % y con una temperatura próxima a los 5 °C. Se pueden utilizar botes de cristal bien cerrados en un frigorífico común. Ejemplos: Acacia, Celtis, Pinus,
Rosa, etc.

Semillas recalcitrantes: No se pueden conservar más de una campaña y nunca pueden bajar de un 45 % de humedad sin que pierdan rápidamente su viabilidad. Ejemplos: Acer ginnala, Castanea, Juglans, Quercus, etc.

 

 

Fuente: www.bosquesmediterraneos.com

Fotos: Universidad de Lleida

www.portalfruticola.com