10 mil árboles transgénicos resistentes a un hongo listos para salvar de la extinción al castaño americano

Más de 10 mil plántulas de castaño americano genéticamente modificado (GM) crecen en un campo al interior del estado de Nueva York, EE.UU., los cuales podrían ser la clave para evitar la extinción del que una vez fue el árbol nativo más dominante en los bosques del este norteamericano. Las plántulas contienen un gen extra proveniente del trigo, el cual les permite resistir los efectos del hongo del tizón, y que puedan lograr su objetivo en los bosques dependerá de si las agencias regulatorias aprueban este árbol GM.

 

Durante casi 30 años investigadores de la Facultad de Ciencias Ambientales y Forestales (ESF) de la Universidad Estatal de Nueva York (SUNY) han estado estudiando la enfermedad que aniquiló a cuatro mil millones de castaños americanos en el siglo XX, con la esperanza de restablecer la población del majestuoso árbol con la ayuda de ciencia moderna.

Hace un siglo, uno de cada cuatro árboles en áreas densamente pobladas de la costa este de Estados Unidos eran castaños americanos. Pero la población de castaños del norte desde Georgia a Maine fue diezmada por un hongo patógeno destructivo identificado en 1904 y que se cree que llegó con la importación de castaños chinos.

“Fue un árbol muy importante para nuestra historia, para la economía en el pasado”, dijo el profesor de SUNY-ESF, William Powell, cofundador del Proyecto de Investigación y Restauración del Castaño Americano.

El equipo de Powell primero trabajó en identificar la genética que podría proteger a los árboles históricamente importantes de la plaga. Luego vinieron las primeras plantaciones de semillas de castaño genéticamente modificadas (GM), los cuales portan un gen del trigo que les permite metabolizar un ácido producido por el hongo y que interfiere la circulación de nutrientes y agua hacia raíces y hojas; ahora el equipo está buscando las aprobaciones del gobierno federal y se está preparando para distribuir 10,000 castaños americanos GM resistentes al hongo del tizón para comenzar el esfuerzo de restaurar el árbol a su rango de distribución nativo en América del Norte.

Powell dijo que la clave estaba en encontrar un gen en el árbol que pueda desintoxicar el ácido que libera la plaga para matar las células de los árboles.

“Eso es básicamente lo que hacen nuestras castañas transgénicas americanas. Permiten que el árbol coexista con el hongo”, dijo Powell.

Dijo que cree que han realizado suficientes pruebas para comenzar a compilar aplicaciones para el USDA, la FDA y posiblemente la EPA para la aprobación de la revisión y la regulación para la distribución pública.

Los investigadores del SUNY-ESF, Dr. Charles Maynard a la izquierda y el Dr. William Powelll a la derecha, están trabajando para restaurar el árbol de castaño donde se descubrió el declive, en el Bronx, Nueva York. Los dos fueron fotografiados en un invernadero con plántulas de castaño en el campus de ESF en Syracusa.

 

 

También están escribiendo artículos sobre su investigación para su publicación, y están preparando huertos de producción para los primeros 10,000 árboles.

“Queremos asegurarnos de que tenemos huertos instalados y todo porque va a haber una gran demanda”, dijo Powell. Si bien el proyecto no es sin fines de lucro, dijo que solo quieren cubrir el costo de los árboles y no obtener ganancias de ellos.

El proyecto ha gastado alrededor de $ 6 millones de dólates hasta ahora, y se esperan más gastos para cuando los árboles genéticamente modificados sean aprobados por las agencias adecuadas, dijo Powell. Además, menciona que espera tener toda la documentación presentada para la revisión del USDA este año, y el proceso de revisión podría tomar varios años.

El proyecto trabaja con la American Chestnut Foundation, que tiene un programa de mejoramiento que hace cruces entre el castaño americano con castaños chinos (naturalmente resistentes al hongo del tizón).

Jared Westbrook, el director de ciencia de la fundación, dijo que ha sido un esfuerzo de base iniciar el programa de mejoramiento en la fundación y el proyecto en SUNY-ESF.

Video en vivo con infección del tizón usando plántulas de castaño americano convencional (Ellis 1), castaño chino (Qing), y castaño americano transgénico (Darling 215 y 311).