Aqua-PV: El proyecto “SHRIMPS” combinación perfecta de acuicultura y fotovoltaica

El Fraunhofer ISE es un firme defensor de la integración entre la energía solar y la agricultura. En experimentos realizados en Alemania y Sudamérica, ha demostrado que la combinación de paneles solares y agricultura puede aumentar la productividad de las explotaciones hasta en un 40%. Llama al proceso agrovoltaica e implica poco más que montar los bastidores de los paneles solares lo suficientemente altos como para permitir que la maquinaria agrícola convencional trabaje por debajo de ellos.

El aire bajo los paneles reduce su temperatura, lo que aumenta su eficiencia. La sombra de los paneles mejora el rendimiento por hectárea de muchos cultivos.

Actualmente, Fraunhofer ISE dirige experimentos que combinan la energía solar con la acuicultura a lo largo del río Mekong, en el sur de Vietnam.

Muchas granjas de gambas y camarones cubren sus explotaciones con estructuras similares a las de un invernadero para reducir los contaminantes del agua. Fruahofer está convirtiendo esos invernaderos en centrales de energía solar en un proceso conocido como SHRIMPS, un acrónimo de “Hábitats Solares-Acuícolas como Sistemas de Producción Multicapa Integrados y Eficientes en el Uso de Recursos“.

Los científicos que participan en el proyecto consideran que la cría de gambas y camarones en tierra en sistemas cerrados es un enfoque prometedor para el uso racional de los recursos de tierra y agua en la región. Este uso más eficiente de la tierra ayuda a preservar los manglares restantes y reduce significativamente el consumo de agua. Además, el uso de antibióticos se reduce al mínimo gracias al ambiente sellado y al sistema biofloc, donde las gambas se alimentan de microorganismos en un circuito cerrado.

Fraunhofer ISE.

Al proporcionar sombra, los módulos solares integrados en la cubierta mejoran las condiciones de trabajo de los empleados de la instalación. También ofrecen protección contra los depredadores y mantienen una temperatura del agua más baja, lo que mejora el crecimiento del langostino. Según los primeros análisis, la planta piloto de 1 megavatio en Bac Lieu debería reducir las emisiones de CO2 en unas 15.000 toneladas métricas al año y reducir el consumo de agua en un 75 % en comparación con el de una granja de camarones convencional.

Fraunhofer ISE.

Con este proyecto queremos demostrar el valor añadido que puede generar la integración de la energía fotovoltaica en diferentes ámbitos de la vida. Esto es particularmente cierto en el caso de la acuicultura. Para Aqua-PV, actualmente estamos trabajando en el supuesto de que la tasa de uso del suelo puede ser casi el doble en comparación con un sistema fotovoltaico montado en el suelo solamente.

Maximilian Trommsdorff, director del proyecto.

La utilización de recursos solares también puede ayudar a que estas instalaciones sean capaces de funcionar sin conexión a la red la mayor parte del tiempo y minimizar la necesidad de utilizar generadores diesel en el lugar de trabajo.

El proyecto tiene una duración prevista de tres años y comenzará con simulaciones de sistemas pequeños antes de que se construyan las dos plantas más grandes.

En la tercera fase volveremos a reducir la escala para desarrollar una solución para las pequeñas y medianas empresas de acuicultura. Esto hará que el enfoque sea accesible para el habitante rural medio en términos de la tecnología y la inversión necesaria.

Maximilian Trommsdorff, director del proyecto.

El lanzamiento al mercado de la tecnología Aqua-PV, combinado con los esfuerzos de los socios locales, debería contribuir a mejorar la seguridad energética en la región y a impulsar su economía. Con la acuicultura y la energía fotovoltaica experimentando un rápido crecimiento en todo el mundo, el equipo del proyecto cree que su enfoque tiene mucho que ofrecer a muchos otros países en desarrollo e industrializados.

 

 

Más información: www.ise.fraunhofer.de

https://ecoinventos.com