“Value Farm”: Un huerto urbano que reutilizó una fábrica abandonada en China

Por Constanza Martínez Gaete PUBLICADO EN: Asia, Parques, Participación Ciudadana, Regeneración Urbana, Sustentabilidad , agricultura urbana, China, Hong Kong, huertos, Huertos Urbanos

 
 

© Value Farm

 

Antes de que Value Farm se convirtiera en un huerto urbano comunitario de 8.120 metros cuadrados, es decir, más grande que una cancha de fútbol promedio, era una fábrica de vidrio abandonada en Shekou (Shenzhen, China). Su transformación se hizo para la Bi-City Bienal de Arquitectura y Urbanismo 2013, como parte del tema “Frontera Urbana” y de un plan de regeneración post-industrial que se está llevando a cabo en la ciudad.

 

El arquitecto que transformó el terreno, Thomas Chung, se inspiró en un proyecto que pretende construir huertos en las azoteas de un mercado ubicado en Hong Kong. De éste plan rescató el uso que se la da a la infraestructura existente en una área urbana densa, ya que de esta forma se pueden ver otras opciones en que la arquitectura influye en la construcción de comunidades.

 

 

 

Construir un huerto urbano en los techos de un antiguo mercado ubicado en Graham Street, en Hong Kong, es un proyecto que permitiría conectar a los ciudadanos con la naturaleza en la ciudad mediante la producción de alimentos orgánicos, logrando así una experiencia descrita por los autores como ‘terapéutica’.

 

Asimismo, demostraría los usos que se le pueden dar a ciertos lugares de las ciudades que los autores definen como “recursos artificiales de la tierra” que muchas veces no cumplen ninguna función y que le permitirían a la ciudad desarrollar una nueva estrategia sustentable para el futuro.

 

 

© Value Farm, vía Plataforma Arquitectura

 

 

En el caso de Value Farm, el gran huerto urbano de más de 8 mil metros cuadrados, se reutilizaron varios muros de las instalaciones originales de la fábrica y se plantó dentro de ellos con el fin de mantener parte del pasado del lugar.

 

Además, en un sector del huerto, se construyó un nuevo estanque de riego que usa el agua que circula bajo los terrenos y que se selló con las mismas rocas que se encontraron durante la excavación.

 

 

© Value Farm, vía Plataforma Arquitectura

 

El nuevo huerto urbano también funciona como un parque cultural, ya que cuenta con un lugar para exposiciones y eventos y realiza visitas guiadas en las que los ciudadanos pueden conocer la historia del lugar a través de documentales que se exhiben en las mismas estructuras que antes eran de la fábrica.

 

 

© Value Farm, vía Plataforma Arquitectura

 

 
 

© Value Farm, vía Plataforma Arquitectura

 

© Value Farm, vía Plataforma Arquitectura

 

© Value Farm, vía Plataforma Arquitectura

 

© Value Farm, vía Plataforma Arquitectura

PUBLICADO EN PLATAFORMAURBANA