ENERGÍAS SOSTENIBLES

La revolución de las bicicletas eléctricas

Jóvenes y mayores, urbanitas o sencillamente amantes del deporte o de la naturaleza. Pocos se resisten a las eBikes, que ganan tantos adeptos como para hablar de una verdadera revolución de las bicicletas eléctricas. Solo en Europa, por cada compra de un coche se materializan hasta 60 de este medio de transporte alternativo, especialmente ventajoso para la movilidad en ciudad. Sin embargo, las ventajas de las bicicletas eléctricas no quedan ahí.

 

¿Qué es una bicicleta eléctrica?

Es el medio de transporte con motor más económico y menos contaminante. Equipadas con motor y baterías de potencia y autonomía muy variadas (entre 180 y 250 vatios en el primer caso, y por encima de los 50 kilómetros en el segundo), estas bicicletas ayudan al ciclista a pedalear con menos esfuerzo ante cuestas pronunciadas o vientos en contra. Que las eBikes cuenten con un motor no se traduce en que sean como una moto: pedalear sigue siendo la clave del movimiento.

Imagen Shutterstock

 

Las ventas de bicicletas eléctricas se disparan.

Las ventas de bicicletas eléctricas han experimentado un importante aumento en prácticamente todo el mundo. Así, por ejemplo, en poco más de una década, en China este mercado ha pasado sencillamente de no existir a mover hasta 230 millones de unidades anuales. Dentro de la Unión Europea, donde la presencia de estas bicicletas es cada vez mayor, Alemania cuenta con dos millones y medio de eBikes en circulación.

¿Por qué gana en popularidad este sistema de transporte? Las razones son variadas y dependen del perfil de cada usuario, si bien muchas de las ventajas son extensibles a prácticamente todos ellos. Antes de repasar los beneficios personales de emplear una bicicleta eléctrica para el transporte urbano o para la práctica de ciclismo, un aspecto esencial de este sistema de transporte es el que se refiere al medioambiente. Las emisiones de CO2 a la atmósfera que se derivan de circular en automóvil superan en 40 veces las de una bicicleta eléctrica. Por ello, elegir esta opción es apostar por un transporte mucho más sostenible.

 

 

Ventajas de las eBikes para el transporte urbano.

En lo personal, cuando se utilizan para el transporte urbano, estas bicicletas aportan, como las convencionales, ventajas para circular en tráfico denso y frente a los problemas de aparcamiento. Ahora, a diferencia de los modelos sin motor, las bicicletas eléctricas permiten desplazamientos cortos y largos, a velocidades de entre 25 y 40 kilómetros por hora.

Según la Agencia de Protección Ambiental europea, las emisiones de CO2 de un coche son aproximadamente son 40 veces mayores que las de una bicicleta eléctrica.

Además, quienes acudan con ellas a su puesto de trabajo (uso que en Reino Unido supone el 75% del total para este medio de transporte), pueden beneficiarse de la comodidad que supone la ayuda extra que aporta el motor. Esto evita llegar completamente sudado al trabajo, aspecto que lleva a muchos a no acabar de decantarse por la bicicleta.

Sistema de transporte ideal para distancias de hasta 10 kilómetros, las eBikes destacan también por sus beneficios para la salud, puesto que minimizan los riesgos de sobrecargas musculares o en las rodillas, además de aligerar la presión sobre ligamentos, tendones y articulaciones. Aunque esto no quiere decir que no tengamos que esforzarnos cuando conducimos una bici eléctrica, ya que tendrás que pedalear para moverte. Son recomendables para practicar ciclismo cuando sales de una lesión.

 

 

Precio de venta de las eBikes y costes de mantenimiento.

Imagen Shutterstock

 

El precio de venta de las bicicletas eléctricas, superior a de los modelos convencionales, es uno de los aspectos que pueden entenderse como contras de este modelo de transporte. Sin embargo, la irrupción en el mercado de cada vez más opciones, como esta, ha impulsado una reducción de precios, de manera que se puedan adquirir modelos de calidad por alrededor de 1.000 euros. Aunque ya tienes en el mercado las bicicletas eléctricas low cost, cómo por ejemplo la Xiaomi Himo V1, que la puedes comprar por 230 euros.

Otra alternativa son las bicicletas eléctricas usadas, un mercado que cada día tiene más variedad y mejores precios.

Se trata, por tanto, de la opción de transporte con motor más económica, que permite además ahorrar en aspectos como impuestos de circulación, pagos por aparcamiento o seguros. Otro aspecto con el que se potencia el ahorro es con la recarga de las baterías. Frente a un coche, por ejemplo, la carga necesaria para estas bicicletas es muy inferior y, por tanto, tira de los costes a la baja. Puedes recorrer 100 kilómetros en una bici eléctrica por apenas 0,25 euros.

Estos son algunos de los aspectos por los que actualmente se registra una revolución en el mercado de las bicicletas eléctricas, medio de transporte sostenible y cómodo que puede responder a las necesidades de cualquier perfil de población, así como de cualquier tipo de uso, ya sea para ocio o deporte, o para el desplazamiento por ciudad, para el que aporta otra ventaja añadida: las posibilidades de intermodalidad en el transporte.

 

 

https://ecoinventos.com

 

¿Querés publicitar?