ALIMENTACIÓN

Tips para hacer frente a los excesos de Navidad

Otro año con excesos y quilos de más durante la Navidad. Pues no tenemos por qué comer mucho más de lo necesario si nos lo montamos bien. Está claro que vamos a aumentar nuestro consumo de grasa y azúcar pero es posible hacer frente a los excesos de Navidad. Toma nota de estos tips y mantén tu figura a raya.

Aunque será una Navidad diferente y extraña, seguro que no faltarán los turrones, el pavo o el pescado.

Comprar lo necesario

Nos pasamos cada año comprando demasiados alimentos que muchas veces ni acabamos. Realizar un consumo responsable es también velar por comer de forma consciente y también de proteger el medio ambiente. Además, como este año nos vamos a reunir menos personas por cada cena o comida, esto es un hecho a tener en cuenta a la hora de realizar nuestras compras.

Apostar por la dieta Mediterránea

Desde la Federación de nutrición FESNAD recomiendan, los días que no sean de celebración,  seguir con la alimentación saludable y equilibrada propia de Dieta Mediterránea, como el resto del año.

En este patrón de alimentación destacan recomendaciones como consumir al menos 5 raciones de fruta y verdura al día, incorporar 2 o 3 veces a la semana legumbres en la alimentación o consumir un puñado de frutos secos, al menos, 3 veces a la semana.  Además, se deben realizar entre 4 y 5 comidas al día y  se debe beber al menos de 1,5  a 2 litros al día de agua.

Cocinar de forma saludable

Hay muchos platos ricos, sabrosos y sanos que podemos elaborar en nuestras cenas y comidas navideñas. Desde infinidad de pescados, que si se elaboran al horno siempre son más saludables, junto a hortalizas y verduras y especias, a pavos y aves que son carnes totalmente saludables que podemos tomar sin problema.

Menos aperitivo

A veces no hace falta comer tres platos. El exceso está cuando hacemos un aperitivo algo completo, luego un primer plato y luego el segundo, más todos los postres que se suelen comer estos días. Por esto lo mejor es recortar el aperitivo, o hacerlo y dejar un único plato como el segundo dejando el primero. Un tip para hacer frente a los excesos de Navidad.

Siempre los mismos horarios de comidas

En vacaciones siempre solemos cambiar de hábitos y comemos a deshoras y esto no es nada bueno para nuestro organismo y salud. Así es mejor que siempre comamos a la misma hora, pues estos días tendemos a comer y cenar más tarde. Podemos organizarnos igualmente y nuestra salud no sufrirá.

¿Qué alimentos tomar?

Ya hemos visto antes algunos ejemplos de menús saludables. Así debemos apostar por alimentos ricos en fibra que nos sientan bien y nos permitan regular nuestro intestino, cereales para desayunar, frutas para acabar las comidas (como las piñas que son diuréticas y nos ayudarán a realizar la digestión), etc.

Realización de ejercicio

Durante estos días debemos seguir el mismo ritmo y hábitos que hacemos a diario. El ejercicio o actividad física a la semana nos ayudará a controlar la mente, a abandonar el sedentarismo, a no decaer en nuestro ritmo, a bajar los alimentos de cada día, a estar en forma, etc.

Reducir el consumo de alcohol

En estos días el aumento de las bebidas alcohólicas suelen ser frecuentes. Pero realmente no hace falta beber en exceso. Podemos beber agua antes de la comida o cena porque nos ayudará a saciar y a comer menos, y luego tomar un mismo tipo de bebida para toda la cena. Como es tradición, hay que brindar con champan o cava pero no hace falta acabarse toda la botella si somos pocos. Así tenemos para el día siguiente.

Desayunar

Hay quien cree que al comer tanto en estos días festivos, no hace falta desayunar. Pero esto no es cierto. Los nutricionistas recomiendan hacerlo igualmente cada día. Un yogur, una fruta, unos frutos secos serán suficiente y así no iremos con mucha más hambre hasta la hora de comer porque es entonces cuando nos pasamos. Es otra manera de hacer frente a los excesos de Navidad.

Sin pasarnos con los postres

Está claro que vamos a comer turrón y mazapanes porque si no lo hacemos durante estos días, ya no lo haremos en todo el año. Pero no hace falta atacar con todos de golpe.

Un día podemos tomar un tipo, y al día siguiente otro tipo y un polvorón y así sucesivamente. Verás como te encuentras mejor y nada pesada. Pues cada año acabamos con los digestivos en la mesa, con los medicamentos contra el dolor de barriga y una velada de comida buena y fantástica puede convertirse en toda una odisea que realmente se puede evitar.

Infusiones y otros

Si la comida ha sido algo abundante, entonces podemos cenar algo más ligero, como un caldo o una fruta. Y a media tarde siempre podemos tomar infusiones que nos van a sentar de maravilla.

Fuente: https://okdiario.com/

¿Querés publicitar?