INTERÉS GENERAL

Qué dicen los nuevos estudios de China sobre las variantes de la peste porcina africana

Hay una creciente preocupación en la industria por la evolución de una enfermedad que no tiene una vacuna aprobada.

Un estudio publicado esta semana, que difundió Reuters, indica que las nuevas variantes del virus de la peste porcina africana que cirucla en China (y que presiona a la baja a la soja) es menos mortal, pero más difícil de detectar y controlar.

El documento de un equipo del Instituto de Investigación Veterinaria de Harbin, dependiente de la Academia de Ciencias de China, es el segundo de este mes en informar sobre mutaciones naturales en el virus que impactó fuertemente sobre el stock de cerdos de China durante 2018 y 2019 y continúa matando cerdos en el mayor productor y consumidor de carne porcina del mundo. .

El primer estudio del Instituto Veterinario Militar en Changchun informó el hallazgo de un virus que tenía una deleción parcial de genes, que previamente se demostró que protege a los cerdos contra la peste porcina africana (PPA) cuando se elimina. Sin embargo, ese estudio no investigó la virulencia de la variante.

Se produce en medio de una creciente preocupación en la industria por la evolución de una enfermedad que no tiene una vacuna aprobada. "La aparición de mutantes naturales de menor virulencia trae una mayor dificultad para la detección temprana y plantea nuevos desafíos para el control de la PPA", escribieron Sun Encheng y sus colegas en la revista Life Sciences.

Señalaron que las nuevas cepas causan un "curso mucho más retrasado (de la enfermedad de la peste porcina) y signos crónicos leves".

Los nuevos hallazgos provienen de un muestreo de siete provincias durante la segunda mitad del año pasado. El equipo encontró 22 aislamientos con mutaciones, y luego probaron cuatro de ellos para determinar la virulencia en cerdos.

Dos aislamientos fueron tan letales como el primer virus que circulaba en China. Pero dos mostraron una menor virulencia con síntomas que variaron de parcialmente letales a no letales, según la dosis administrada a los cerdos.

Algunos analistas estiman que alrededor del 20% de las cerdas en el norte de China se han visto afectadas por la enfermedad este invierno.

Reuters informó el mes pasado que se habían encontrado al menos dos nuevas cepas de peste porcina africana en granjas porcinas chinas, que parecían ser provocadas por el hombre por el uso de vacunas ilegales.

Expertos de la industria advierten que las cepas están causando una forma crónica de peste porcina africana que está afectando la producción en las granjas de cerdas, y que la enfermedad también es más difícil de detectar.

No está claro qué tan comunes son las nuevas variantes identificadas por el equipo de Harbin en las granjas de cerdos. Se tomaron muestras de granjas, mataderos y plantas de eliminación en Heilongjiang, Jilin, Liaoning, Shanxi, Mongolia Interior, Hebei y Hubei, dijeron.

El estudio es "muy importante" para comprender la epidemiología de la peste porcina africana en China, dijo Linda Dixon, experta en la enfermedad del Instituto Pirbright de Gran Bretaña.

Debería ampliarse para determinar cuánto circulan las variantes y si están aumentando o disminuyendo en relación con los aislados altamente virulentos, agregó.

“Sería beneficioso para otros países, particularmente en Asia, monitorear la circulación de variantes de virulencia reducida para asegurar que sus medidas de control sean apropiadas”, dijo Dixon.

A diferencia de las cepas descritas por expertos de la industria a Reuters, las nuevas variantes identificadas en el estudio encontraron que los genes MGF505 y MGF360 no habían cambiado.

Los investigadores agregaron que la verificación de la eficacia de una vacuna actualmente en desarrollo en Harbin debe ser "evaluada con urgencia" contra las nuevas cepas.

Fuente: https://news.agrofy.com.ar/

¿Querés publicitar?