ALIMENTACIÓN

Consejos que puedes incluir en tu rutina para una alimentación sana

Alimentarnos es una de las necesidades básicas para vivir. El comer nos da energía suficiente para vivir y hacer otras actividades, mantener una buena salud física y mental, e incluso más estabilidad económica, ya que los gastos médicos serán menores (al tener una alimentación sana puedes prevenir algunas enfermedades). Además, puedes mantener un aspecto más joven, ya que los antioxidantes que recibimos de una dieta saludable mantienen la piel en un buen estado eliminando las células muertas, haciéndonos sentir mejor con nosotros mismos. Y puede parecer más difícil de lo que es, es por eso por lo que te presentamos estos 3 tips y recomendaciones para que tengas una alimentación sana y balanceada sin dificultarte el día. 

Pruébalo antes de ponerle sal

Hay que romper ese hábito de ponerle sal a los alimentos antes de probarlos. El exceso de sodio hace que tu cuerpo retenga líquidos y puede llegar a afectar tu presión arterial.

Te recomendamos reducir tu consumo de sal por dos días completos. Después, intenta hacer hábito el probar tus platillos para saber si en realidad necesitas hacerle algún cambio. No es necesario que la elimines por completo, sin embargo, es importante que no la consumamos en exceso. 

Aplica el truco de Mealprep

El mealprep consiste en planificar y organizar con antelación menús saludables, ahorrando así tiempo y dinero y ganando en salud. Se trata de dedicar unas horas del domingo a preparar tus comidas de la semana, así evitas comer cualquier cosa que encuentres o pedir comida rápida por flojera y/o falta de tiempo. Haciendo esto, gastas menos en comidas compulsivas de último minuto o salidas a comer a restaurantes costosos. Y, además, evitas las comidas procesadas, que contienen ingredientes artificiales, y consumes más ingredientes naturales que le proporcionan nutrimentos a tu cuerpo.

Aunque pienses que gastar 2 o 3 horas de tu domingo (o cualquier día que decidas dedicar a preparar tu comida) en la cocina es demasiado, te vas a dar cuenta de que te ahorrarás muchas horas durante la semana, porque picas, envasas y organizas todo, prácticamente sólo una vez a la semana. Al dividir tus comidas en diferentes envases, creas porciones adecuadas que nutren tu cuerpo con la cantidad necesaria de alimentos, evitando consumo excesivo y ayudando a mantener un peso saludable.

Come por lo menos 5 frutas y verduras al día

Si no lo haces ya, el incluir frutas y verduras en tu dieta hará que tengas sensación de satisfacción por más tiempo, evitando que consumas frituras o dulces. Es una manera de llenar tu plato de nutrientes que generalmente es baja en calorías.

Expertas en el tema, como las bioquímicas Elena Pérez y María Hernández-Alcalá, recomiendan que cuando se consuma fruta sea entera, no en jugo (aunque sea casero). Nos explican que ‘al exprimir el jugo se quita la fibra y aumenta mucho la absorción de azúcar a nivel intestinal. Fruta entera sí, jugo mejor no’.

Con estas recomendaciones, ya no tienes excusa para no tener una alimentación sana. Ponlas en práctica, acompáñalas de ejercicio y consumo de 2 litros de agua al día y verás que te sientes mucho mejor. 

Fuente: https://www.msn.com/

¿Querés publicitar?