INTERÉS GENERAL

No tires estas cáscaras de frutas y verduras! mira lo que puedes hacer con ellas

Consumir frutas y verduras, sobre todo frescas, nos aportan buenas cantidades de nutrientes y su consumo mantiene nuestro cuerpo en forma. En la cáscara se concentran gran parte de estos nutrientes, por ello es importante conocer sus propiedades y beneficios para la salud.

Las cáscaras pueden servir, por ejemplo, para estimular el metabolismo, regular la presión arterial y mejorar la visión. 

Es importante saber que para poder consumir las cáscaras, lo ideal es que se trate de frutas y verduras ecológicas, sino lo mejor es desecharlas en el compost para que se transformen en abono.

Conozcamos algunas cáscaras beneficiosas que podremos incorporar en nuestra dieta diaria.

Cáscara de naranja

El uso de cáscaras de naranjas es ideal para tratar afecciones de piel relacionadas con el cutis graso como el acné y los puntos negros por sus propiedades astringentes. Se utiliza para tratar ojeras y mantiene la piel hidratada y luminosa. También es útil en el shampoo para tratar la caspa. Para estos usos cosméticos, se la seca y muele hasta dejarla polvo, luego se le añade un poco de agua hasta formar una pasta y puede aplicarse como mascarilla facial. También es muy digestiva y se puede incorporar en infusiones.

Cáscara de sandía

La cáscara de sandía es un buen diurético y digestivo que contiene zinc, potasio, magnesio, antioxidantes y vitamina A y C.

Cáscara de cebolla

Las cáscaras de cebolla contienen antioxidantes y además quercetina, un flavonol vegetal que puede ayudar a tratar congestiones en las vías respiratorias, reducir el asma, infecciones crónicas y diabetes. Colocar unas cáscaras de cebolla cerca de la cama al dormir, ayuda a respirar mejor durante la noche en casos de gripes y resfriados. Tiene también fibras que facilitan la digestión, regulan la presión arterial y previenen enfermedades cardíacas.

Cáscara de manzana

En la cáscara de manzana se encuentran gran cantidad de proteínas, vitaminas y minerales esenciales. Contiene vitaminas A y C, buenas para la piel, la vista y fortalecer el sistema inmunológico, también hierro y calcio para fortalecer huesos y dientes. Como si fuera poco es fuente de antioxidantes, lo que ayuda a prevenir muchas enfermedades.

Cáscara de papa

En la cáscara de papa encontramos nutrientes como el hierro, calcio, potasio, vitaminas y magnesio. Solo debemos lavarlas muy bien para poder consumirlas. Tiene la capacidad de regular la glucosa en sangre, además de ser un agente antibacteriano. Puede utilizarse también en cosmética, por ejemplo colocando unas cáscaras en bolsas, ojeras o párpados para mejorar su aspecto y desinflamar.

Cáscara de plátano

Las cáscaras de plátano contienen principalmente nutrientes y carbohidratos. Poseen vitaminas B6, B12, magnesio y potasio. Su uso se a viralizado en las redes sociales como blanqueador de dientes y para tratar el acné. La cáscara se aplica diariamente unos cinco minutos sobre los dientes o granitos para lograr los resultados deseados. También es buen analgésico y sirve para calmar la psoriasis aplicando la cáscara sobre las lesiones. Es importante usar la cáscara fresca, recién pelada.

Cáscara de pepino

La piel exterior contiene una serie de antioxidantes y es rica en fibra insoluble, vitamina K y potasio. Si bien la vitamina K ayuda al mantenimiento de los huesos y al crecimiento celular, la presencia de betacaroteno es beneficiosa para la salud ocular.

Fuente: https://www.ecoportal.net/

¿Querés publicitar?