INTERÉS GENERAL

Preocupación por «gusanos locos» invasores en Estados Unidos

El invertebrado agota los nutrientes de la capa superior del suelo y dificulta el crecimiento de hongos y plantas. Los científicos estudian ahora cómo detener su propagación.

La especie altamente invasiva de gusano saltador que se detectó por primera vez en Wisconsin en 2013 se ha encontrado ahora en más de una docena de estados del Medio Oeste de Estados Unidos. 

El gusano saltador, del género Amynthas spp, fue introducido desde el este de Asia. Se cree que ha sido introducido en Estados Unidos como cebo para la pesca. Algunos los llaman gusanos locos por la manera frenética en la que se retuercen cuando son agarrados.  

A partir de 2021, la distribución del gusano incluye a Missouri, Illinois, Wisconsin, Iowa, Kansas, Nebraska, Oklahoma, Texas, Luisiana, Indiana, Minnesota, Kentucky, Tennessee y Ohio, señaló Newsweek.

Los gusanos devoran rápidamente los nutrientes de la capa superior del suelo

Los gusanos saltadores se parecen a las lombrices comunes, solo que son más pequeñas y de color marrón. Sin embargo, su reputación es mucho más siniestra. Los «gusanos locos» adultos se reproducen rápidamente y sin pareja, poniendo nidos de huevos del mismo color que el suelo, según reportó The Smithsonian Magazine.

Una vez que eclosionan, los gusanos devoran rápidamente los nutrientes de la capa superior del suelo que los rodea, dejando tras de sí un desorden suelto y granuloso que se asemeja a los posos del café. 

Este suelo carente de nutrientes se erosiona rápidamente, dejando poco sustento a las plantas autóctonas o a las especies de lombrices y hongos que compiten con ellas, explicó Brad Herrick, ecologista de la Universidad de Wisconsin-Madison, a PBS Wisconsin.

«Una cosa que hemos observado… es que estas lombrices de tierra no solo cambian la estructura del suelo y la dinámica de los nutrientes en el suelo, sino que también, de una manera u otra, desplazan a otras especies de lombrices de tierra que ya están allí», dijo Herrick.

No existen medidas de control viables

El control de la población es un problema, y los expertos han admitido que no existen medidas de control viables para evitar que los gusanos se extiendan por Estados Unidos. Aunque los gusanos saltadores adultos no sobreviven a los frígidos inviernos del medio oeste, sus huevos sí lo hacen, informa Newsweek.

Los investigadores están estudiando cómo afectarán los gusanos a los bosques a largo plazo y qué se puede hacer para controlar las poblaciones ya establecidas. Herrick y su equipo de la Universidad de Wisconsin planean poner en contacto a jardineros y profesionales del paisajismo para que puedan compartir observaciones sobre el gusano y prácticas para controlarlo.

Según Newsweek, aunque por ahora no hay una buena forma de controlar su propagación en los bosques que ya han infestado, hay algunas indicaciones sobre qué hacer si se detecta uno en el jardín. Simplemente, dicen, hay que colocar los gusanos adultos que se encuentre en una bolsa, dejarlos al sol durante 10 minutos y luego tirarlos.

Fuente: https://mundoagropecuario.com/

¿Querés publicitar?