BIOTECNOLOGÍA

Investigadores identifican 11 genes que controlan los niveles de carotenoides en el grano de maíz

La científica Christine Diepenbrock, del Departamento de Ciencias Vegetales de la Universidad de California Davis en Estados Unidos, e investigadores de las Universidades de Cornell, Michigan State, Purdue y North Carolina State han colaborado para identificar y diseccionar a fondo 11 genes que sustentan la variación natural en los niveles de carotenoides en el grano de maíz, incluidos aquellos con actividad provitamina A.

Aunque el maíz es uno de los cereales más producidos y consumidos en todo el mundo, los niveles medios de provitamina A entre las diversas líneas de maíz no superan el 20 por ciento de la ingesta diaria recomendada. La deficiencia de vitamina A sigue prevaleciendo en las comunidades donde el maíz es un componente importante de la dieta humana, incluidas partes de América Latina, África subsahariana y Asia.

La información producida a partir del trabajo colaborativo proporciona una comprensión profunda del control genético y molecular de los carotenoides en el maíz y se puede integrar en los programas de mejoramiento para acelerar los esfuerzos para alcanzar consistentemente los niveles objetivo de provitamina A y al mismo tiempo mejorar los niveles de otros carotenoides prioritarios en maíz. Algunos de los genes también pueden ser objetivos para ser explorados en otros cultivos de cereales importantes como el trigo, en el que resulta de interés la reproducción para niveles más altos de provitamina A.

Diepenbrock explica que “ciertos carotenoides tienen actividad provitamina A, lo que significa que se convierten en la forma activa de vitamina A una vez que se han escindido después de la ingestión por humanos o animales (…) La vitamina A es un micronutriente esencial con funciones importantes en la visión y la inmunidad, entre otras funciones clave.”

Estos hallazgos permitirán a los fitomejoradores a apuntar a más regiones del genoma del maíz, incluidos genes en la vía precursora que proporcionan un sustrato para la biosíntesis de carotenoides y otros compuestos, como la vitamina E. Más información en la web de UC Davis.

 

 

 

Fuente: https://fundacion-antama.org/

¿Querés publicitar?