ALIMENTACIÓN

¿Cómo afecta a la salud y al medio ambiente el consumo excesivo de carne?

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, alentaba a los españoles a reducir el consumo de carne. "Perjudica a nuestra salud individual y al planeta", aseguraba. Estas declaraciones han indignado a algunos miembros del sector ganadero. Pero, ¿hasta que punto tiene razón?

¿Es malo para la salud el consumo de carne?

Los estudios que se han ido publicando a lo largo de los años indican que el abuso de la carne  es insalubre. La Organización Mundial de la Salud publicaba en 2015 un informe donde explicaba que habían obtenido "evidencias limitadas" de que el consumo de carne roja podía provocar cáncer y "evidencias suficientes" de que el consumo de carne procesada provoca cáncer colorrectal. El estudio evidenciaba que  que tomar a diario una poción de 50 gramos de carne procesada incrementaba en un 18% el riesgo de padecer cáncer colorrectal. La carne procesada es aquella que se ha trasformado a través de salazón, curado, fermentación, ahumado u otros procesos de mejora de conservación. 

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) recomienda consumir carne de dos a cuatro veces por semana, y que sea preferiblemente conejo o pollo, además de limitar el consumo de carne roja a dos veces por semana. 

El medio ambiente y la producción de productos cárnicos

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) apunta que un 14,5% de las emisiones contaminantes globales provienen del sector ganadero. España es el tercer país de la Unión Europea que más emisiones produce por ese sector. Greenpeace señala que entre el año 2000 y el 2018 la emisiones de este sector aumentaron en un 27%.

Otro de los principales problemas es que en torno al 80% de la superficie agrícola de todo el mundo está destinada a la producción de los alimentos de los animales, y estos cultivos precisan mucha agua. Añadiendo también la deforestación, se termina con muchos terrenos boscosos para la creación de campos de cultivo. 

El camino hacia la sostenibilidad

El consumo de carne es necesario para nuestro cuerpo, pero una excesiva ingesta de este alimento puede provocar enfermedades, a lo que se le añada el terrible impacto ambiental de la producción masiva de carne. Es por ello, que los expertos recomiendan reducir su consumo y adaptarlo a las necesidad reales para estar sanos.  

Fuente: https://argentina.as.com/

¿Querés publicitar?