BIOTECNOLOGÍA

Expertos analizan las barreras burocráticas e ideológicas en torno a la biotecnología agroalimentaria en Europa

El 6 de julio de 2021, la Asociación de Científicos españoles en la República Federal de Alemania (CERFA Vegetal) organizó un webinar para analizar el presente y futuro de los organismos modificados genéticamente en la Unión Europea. Una sesión que contó con las ponencias de expertos nacionales que abordaron lo que la modificación y edición genética ha supuesto en la mejora vegetal, cómo está influyendo la regulación europea en el avance de la biotecnología agroalimentaria europea y la percepción social de estas tecnologías.

Los ponentes recordaron en sus intervenciones que la modificación genética (transgénicos) y la edición genética (CRISPR) no son lo mismo y que regularlos igual en un gran error. “CRISPR es una técnica que ni a martillazos se asemeja a los transgénicos”, afirmaba el bioquímico y divulgador José Miguel Mulet, quien explicó que con las herramientas CRISPR se hace una edición del genoma sin introducir genes externos y que “son cambios que pueden haberse producido en la naturaleza de forma aleatoria sin intervención humana”.

Jordi García-Mas (Director Científico del IRTA y Vicedirector del CRAG) recordaba que la comunidad científica lleva ya bastante tiempo trabajando en edición genética y que “el descubrimiento del CRISPR ha democratizado la posibilidad de crear edición genética en cualquier cultivo”. Una tecnología por la que se está apostando en todo el mundo y ante la que la Unión Europea se muestra escéptica aún, quedándose atrás en el mercado internacional.

“Esto es un partido que se juega a nivel mundial y Europa es la única potencia mundial que estamos optando por una legislación restrictiva hacia estas técnicas”, afirmaba Gonzaga Ruiz de Gauna, Coordinador de Biovegen, quien calificó de “aberrante” la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de que las herramientas CRISPR sean reguladas bajo la normativa actual de organismos modificados genéticamente (OMGs).

REGULACIÓN EUROPEA

En esta línea, Gonzaga Ruiz de Gauna resaltó que “en la Unión Europea hay muchas trabas burocráticas y administrativas para la aprobación de OMGs, se piden un sinfín de datos que no se piden a otros cultivos y que hacen de la comercialización de OMGs en Europa no le sea rentable a las empresas de semillas”.

José Miguel Mulet resaltaba demás que la Unión Europea es cautelosa frente a la biotecnología agraria cuando se trata de cultivar, si hablamos de importar no pasa nada. “Actualmente Europa tiene aprobada la importación de 109 variedades de transgénicos pero sólo permite el cultivo de una. Tenemos un marco legal que lo único que hace es fastidiar a los agricultores europeos, impidiéndoles competir en igualdad”.

El bioquímico remarcó que este freno europeo no ha ocurrido en el resto del mundo y que la biotecnología es la tecnología agraria de más rápida implantación ha tenido en la historia de la humanidad. “Europa está ejerciendo un freno a su propia comercialización, no lo producimos pero lo importamos sin problemas”, afirmó.

ACEPTACIÓN SOCIAL

Sobre la aceptación social de los transgénicos José Miguel Mulet reconocía que la aceptación de los OMGs es cada vez mayor en Europa. Primero porque se ninguno de los grandes mitos en torno a estos cultivos y productos se han cumplido. Y segundo porque los desarrollos en biotecnología agroalimentaria cada vez tienen mayores beneficios para el consumidor y no solo para el agricultor.

“Puedes mantener una campaña como la energía nuclear porque hay crisis que se pueden aprovechar, pero con los transgénicos no hay ninguna. Los grupos antitransgénicos han tenido que ir cambiando su discurso. Hace 20 años hablaban de cáncer y envenenamientos, luego de biodiversidad, después de monopolio, y muy al final de herbicidas y glifosato. Cuando un mensaje empieza a cansar la gente deja de hacerte caso”, recuerda José Miguel Mulet, quien aclara que “por eso estos grupos han dejado de hablar de los transgénicos y ahora hablan de ganadería, microplásticos y abejas”.

En esta línea señalaba que la web de Greenpace Estados Unidos hace más de 10 años que no tiene ningún contenido relacionado con los transgénicos en su portada. En la página web de Greenpeace España desapareció de su portada este tema hace dos años. En el caso de Ecologistas en Acción la última entrada en su página web sobre transgénicos es de 2018.

 

 

Fuente: https://fundacion-antama.org/

¿Querés publicitar?