ENERGÍAS SOSTENIBLES

Un profesor surcoreano desarrolla un nuevo inodoro que convierte los desechos humanos en energía

El inodoro BeeVi está conectado a un sistema donde los desechos humanos se convierten en biogás y estiércol.

Un profesor del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología de Ulsan (UNIST), en Corea del Sur, ha desarrollado BeeVi, un inodoro ecológico que usa los desechos humanos para generar electricidad y alimentar un edificio.

El inodoro BeeVi, desarrollado por el profesor Cho Jae-weon, está equipado con una bomba de vacío que envía los desechos humanos a un tanque subterráneo.

Los microorganismos del tanque convierten los residuos en metano, que actúa como fuente de energía para el edificio y alimenta una estufa de gas, una caldera de agua caliente y una pila de combustible de óxido sólido.

El profesor Jae-weon dijo que, por término medio, una persona defeca casi 500g al día. Esto puede convertirse en gas metano, que puede producir 0,5kWh de energía o usarse para conducir un coche durante unos 1,2 km.

Hasta ahora se han desarrollado dos versiones, Walder 1 y Walder 2.

Los desechos humanos también se utilizan para producir estiércol.

"Si pensamos fuera de la caja, las heces tienen un valor precioso para generar energía y estiércol. He puesto este valor en circulación ecológica", Cho Jae-weon.

El profesor Jae-weon también ha creado una moneda virtual, el Ggool, que se gana utilizando el inodoro BeeVi.

Una persona puede ganar hasta diez Ggool al día, que pueden utilizarse para comprar productos como café recién hecho o fideos instantáneos, frutas y libros en el campus del UNIST.

Fuente: https://ecoinventos.com/

¿Querés publicitar?