INTERÉS GENERAL

"Sol artificial" de China bate un importante récord mundial de fusión de plasma

Investigadores que trabajan en las instalaciones de fusión del "sol artificial" de China –el Tokamak Superconductor Experimental Avanzado, o HT-7U, (EAST)– han anunciado que el 30 de diciembre de 2021 han batido un récord, al ser capaz de mantener un plasma de 120 millones de grados centígrados durante 1.056 segundos.

Esto supera el anterior récord de confinamiento de plasma de 390 segundos, establecido por el tokamak Tore Supra en Francia en 2003.

A lo largo de sus 15 años de funcionamiento, el EAST –operado por la Academia China de Ciencias (ASIPP)– ha logrado antes tanto estas temperaturas como este tiempo de contención, pero nunca en conjunto, lo que hace que este sea un importante avance para la experimentación de la fusión en la búsqueda de la energía de fusión.

En su anuncio, el equipo señaló que sus resultados muestran que están avanzando de forma constante hacia sus objetivos.

La carrera por la fusión nuclear

El récord llega en medio de la creciente carrera por la fusión nuclear y su desarrollo como fuente de energía. La fusión podría sustituir a las centrales eléctricas de carbón y probablemente también a otras centrales de recursos renovables. La idea básica es imitar al sol, que produce luz y calor mediante la fusión.

Si los científicos consiguen traer este proceso a la Tierra, la energía de fusión podría proporcionar al mundo una fuente de energía segura, sostenible, responsable con el medio ambiente y abundante, alternativa a la energía nuclear de fisión, que se utiliza hoy en las centrales nucleares.

Fusión vs. fisión

El proceso de fusión es casi lo contrario del proceso de fisión, ya que, en lugar de separar los átomos de los elementos pesados, une los átomos de los elementos ligeros para crear átomos más pesados.

Además, a diferencia de la fisión, la fusión no produciría desechos radiactivos directos, ya que el producto final del proceso de fusión es el helio. Del mismo modo, no necesitaría de un combustible no renovable y tan escaso como el uranio o el plutonio, sino materiales ligeros y abundantes como el deuterio.

En teoría, estos combustibles pueden obtenerse en grandes volúmenes a partir del agua de mar, según reportó Newsweek. Hay expertos que calculan que un litro de agua sería suficiente para proporcionar materia prima de fusión para producir la energía equivalente a la combustión de 300 litros de petróleo.

Fuente: https://www.dw.com/

¿Querés publicitar?