ALIMENTACIÓN

Realfooding: qué es y en qué consiste

El realfooding, comida real o real food, es un estilo de vida que promueve el consumo de alimentos sanos, mínimamente procesados, y evita comer productos ultraprocesados. Este movimiento clasifica los alimentos en tres grupos.

Carlos Ríos, nutricionista, es el impulsor del realfooding y, a través de él, se ha generado un movimiento que pretende luchar por visibilizar la comida real y las recetas realfoodings, es decir, saludables, comer alimentos frescos y evitar los procesados ayuda a prevenir la obesidad y la diabetes tipo 2, además de muchas otras enfermedades. A través del realfooding disfrutarás de los sabores reales de los alimentos sin artificios ni adiciones. Quienes siguen este movimiento son llamados realfooders. Además, también debes saber que existen numerosas aplicaciones nutricionales que intentan basar su alimentación en el real food.

  • Grupo1: La comida real, alimentos no procesados, frutas, hortalizas, legumbres, carnes, pescados, etc.
  • Grupo2: Los buenos procesados, alimentos procesados de forma industrial o artesanal en los que no intervienen más de 5 ingredientes, hasta este límite de ingredientes se considera un procesado saludable. En este tipo de alimentos el porcentaje del resto de ingredientes pueden aparecer entre un 5 a un 10% sin disminuir su calidad nutricional. Por ejemplo la mermelada de fresa.
  • Grupo 3: Los ultraprocesados, son el opuesto al Real Food o Comida Real, son alimentos que están muy procesados, donde intervienen numerosos ingredientes y aditivos, y su consumo es considerado como no beneficioso para nuestra salud. Ejemplo, helados, salchichas, hamburguesas, sopas instantáneas, etc.

El movimiento real food consiste en agrupar los alimentos y así poder diferenciarlos adecuadamente, de manera que sea mucho más fácil apostar por alimentos frescos y de calidad. Los alimentos aptos para empezar a comer comida real de una manera mucho más saludable y seguir este movimiento son:

  • Verduras y hortalizas.
  • Fruta fresca.
  • Frutos secos.
  • Cereales integrales 100% o de grano entero.
  • Carnes frescas.
  • Pescados y mariscos frescos.
  • Tubérculos frescos.
  • Leche fresca.
  • Huevos.
  • Especies, hierbas y semillas.
  • Café o infusiones.

Los alimentos correctamente procesados aptos para su consumo son:

  • Panes integrales.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Leche, yogures y otros derivados lácteos.
  • Gazpacho, salmorejo, cremas envasadas y conservadas en frigorífico.
  • Legumbres cocidas.
  • Pescado enlatado (como el atún).
  • Bebidas vegetales sin azúcares añadidos.
  • Chocolate negro o cacao en polvo (con un porcentaje de pureza mayor del 70%).
  • Alimentos congelados como verduras, pescados o carnes.
  • Alimentos envasados al vacío.

Si hablamos de los beneficios del real food debemos destacar los siguientes:

  • Las comidas reales tienen efectos protectores sobre las enfermedades, como la obesidad y la diabetes, además, reducen el riesgo de padecerlas y/o desarrollarlas.
  • El real food cuenta con una elevada calidad nutricional.
  • Los alimentos frescos aportan los nutrientes necesarios para mantenerte enérgico y vital.
  • Muchos de los alimentos que componen el realfooding tienen efecto saciador, por lo que reducen el hambre.
  • La comida real mejora la digestión, dado que sus alimentos son fuente de fibra.
  • Puesto que son alimentos sin azúcares o con azúcar natural, reducen el apetito.

Fuente: Net tv | Aire Fresco (canalnet.tv)

¿Querés publicitar?