ALIMENTACIÓN

Alimentos para comer cuando estás triste: el secreto está en un aminoácido llamado L-tirosina

Un aminoácido llamado L-tirosina tiene la llave para mejorar tu estado de ánimo. No solo para hacerte más feliz, sino para vencer al estrés o mejorar la memoria. A través de la alimentación, este componente es clave en tu bienestar, vitalidad o motivación. 

Curiosamente, tyros significa queso en griego, y fue descubierta por primera vez en la caseína, la proteína del queso. Con razón se compara el potencial adictivo de este lácteo con el de algunas drogas.

Esta mágica molécula es utilizada por tu organismo como material para producir varios neurotransmisores, sustancias químicas vinculadas a la función cerebral y nerviosa, como la dopamina, la epinefrina y la norepinefrina.

Se trata de uno de los 20 aminoácidos que forman parte de las proteínas, y se considera no esencial, pues el cuerpo es capaz de generarla por sí mismo.

¿Para qué sirve la L-tirosina?

Entre las funciones de la L-tirosina destaca su papel en la síntesis de hormonas tiroideas, catecolaminas, y de la melanina. 

Además, contribuye a mantener la concentración en tareas que implican mucha atención, evita que te sientas decaído, calma migrañas y dolores de cabeza, combate el insomnio, controla el apetito, alivia la tensión muscular crónica y mejora el desempeño en deportistas. 

El aminoácido está presente en alimentos que ayudan a mejorar tu estado de ánimo. En los picos elevados de tensión, tu cuerpo libera neurotransmisores agotando al cerebro, lo que a la larga causa que te sientas deprimido e incapaz de responder de un modo equilibrado al estrés.

Tal y como explican desde Well+Goodla L-tirosina se ha estudiado en el ejército, donde varios estudios demuestran que contribuye a reducir el deterioro cognitivo en situaciones en las que las personas se encuentran bajo un estrés físico intenso, como la falta de sueño o el frío extremo, mejorando la alerta mental.

Alimentos ricos en L-tirosina

  • Productos lácteos (especialmente el queso)
  • Carne roja
  • Plátano
  • Aguacate
  • Aves de corral 
  • Pescado
  • Huevos
  • Frutos secos
  • Legumbres
  • Trigo
  • Fuentes de soja como el tofu o el tempeh

Como ves, la L-tirosina está presente tanto en productos de origen animal como vegetal, y no es difícil incorporarla a tu dieta para mejorar tu humor, concentración, sueño o bienestar. 

En líneas generales, no suele suplementarse, salvo en el caso de los deportistas porque ayuda a luchar contra la fatiga y a recuperar la energía.

Fuente: Business Insider España: Actualidad económica, tendencias y mundo global

¿Querés publicitar?