ENERGÍAS SOSTENIBLES

Puertas y ventanas de aluminio: beneficios para mejorar la eficiencia energética

Cuando los precios de la energía suben y sorprenden negativamente a las familias en sus facturas de energía es cuando más nos planteamos qué podemos hacer para reducir el consumo de energía en el hogar. Si bien cambiar algunos hábitos o poner la calefacción únicamente cuando sea necesaria de verdad pueden ayudar a conseguir un menor consumo, el aislamiento térmico se erige como la verdadera solución.

El aislamiento térmico, a través de puertas y ventanas diseñadas para ello, es fundamental para evitar la entrada y salida de aire del domicilio favoreciendo una mayor estanqueidad del inmueble. De esta forma la vivienda queda más aislada respecto al exterior y las temperaturas externas influirán mucho menos en la temperatura que se registra en el interior del hogar.

Las puertas y ventanas de aluminio son la solución más recomendada para conseguir este objetivo. Podemos ver todas las posibilidades que existen en la carpintería de aluminio de Barcelona Macrisal, donde sus especialistas crean cada año miles de puertas y ventanas de aluminio que ayudan a sus clientes a conseguir un buen aislamiento de su hogar y una mejor eficiencia energética de la vivienda.

¿Por qué el aluminio es el material idóneo para mejorar la eficiencia energética?

En el mercado puedes encontrar puertas y ventanas en multitud de materiales, como la madera o el PVC. Pero es el aluminio el material más recomendado por los expertos cuando se persigue el objetivo de aislar el hogar a nivel térmico respecto del exterior. Entre los muchos beneficios del aluminio como material para puertas y ventanas destacamos los siguientes:

Mayor nivel de aislamiento térmico

Las ventanas y puertas de aluminio permiten alcanzar los valores de transmitancia más elevados, tanto para climas cálidos como en climas fríos. El aluminio es un material con un gran poder de aislamiento térmico que permiten alcanzar un nivel de ahorro económico muy importante al necesitar con mucha menos frecuencia los sistemas de calefacción o de aire acondicionado. Además, muchas de las ventanas de aluminio incorporan además varillas de poliamida, un elemento que aumenta aún más su nivel de aislamiento.

Mayor nivel de aislamiento acústico

Las ventanas y puertas de aluminio destacan por su mayor estanqueidad o capacidad para aislarse el espacio respecto al exterior. Esto no solo permite un gran aislamiento térmico, sino también un aislamiento acústico que ayuda a evitar que el sonido exterior penetre con facilidad en la vivienda familiar. Las prestaciones acústicas que ofrece el aluminio no las ofrecen otros materiales y, además, se mantienen durante todo el ciclo de vida del cerramiento, es decir, hasta que se quiten las ventanas o puertas para poner otras.

Material 100% reciclable

Además de ayudarnos a conseguir un hogar más eficiente a nivel energético por el menor consumo de energía que vamos a realizar, también nos ayuda a reducir nuestro impacto en el planeta. Esto es así porque el aluminio es un material 100% reciclable, así que no vas a generar residuos con su compra ni cuando lo quites en un futuro. El aluminio es un ejemplo en la economía circular porque vuelve una y otra vez a ser utilizado en la fabricación de diferentes elementos como si fuera la primera vez. 

Larga vida útil

El aluminio es un material altamente resistente que ofrece siempre una vida útil larga. El aluminio no se oxida y por tanto no se ve afectado por la humedad. Es un material que presenta un bajo coeficiente de dilatación y además cuentan con una gran resistencia mecánica. Unas puertas y ventanas de aluminio compradas e instaladas hoy pueden lucir como el primer día dentro de 50 años. Una vida útil que no está al alcance de otros materiales habituales en puertas y ventanas como la madera.

Estética atractiva

El aluminio, además de ser eficiente energéticamente, es también un material atractivo a nivel visual y decorativo. Hay una amplia gama de texturas y colores entre los que puedes elegir tus favoritos a la hora de comprar una puerta o ventana. Hay incluso ventanas con perfiles bicolores, con un color para la cara interior y otro color para el exterior. 

Mantenimiento reducido

El aluminio es un material que destaca por sus pocas necesidades de mantenimiento. Es un material resistente que apenas requieren reparaciones y que solo necesitan una limpieza ocasional al igual que otras áreas o enseres del hogar. Nada que ver con las ventanas de madera, que requieren barnices, lijados y pinturas para favorecer su conservación a largo plazo.

Como se puede apreciar son muchos los beneficios que las ventanas y puertas de aluminio aportan a cualquier hogar, unos beneficios que explican buena parte del éxito actual de este material.

Fuente: https://www.ecoportal.net/

¿Querés publicitar?