ALIMENTACIÓN

Freidora de aire para adelgazar y perder peso: ¿mito o realidad?

Es conveniente tener una buena dieta y en general una buena alimentación equilibrada desde edades muy tempranas para cuidar siempre nuestro organismo, pero está claro que según nuestras exigencias nutricionales podemos requerir que nos centremos más en algún tipo de alimento.

Las frituras siempre han estado en nuestra vida, pero no es ningún secreto de que son perjudiciales para la salud si se abusan de las mismas, pero por suerte la tecnología está de nuestra mano, y están proliferando ahora las freidoras de aire sin aceite que tan populares se están haciendo en los hogares de todo el mundo.

Sin embargo también es bien sabido que el aceite es la base para que cualquier fritura sea deliciosa, y por ello que haya gente todavía reticente a dar el salto a una freidora de aire sin aceite.

De hecho se está difundiendo el mito de multitud de personas que confían en esta nueva tecnología de freidora de aire para adelgazar y perder peso, algo que está más relacionado con el tipo de alimentos que se ingieren que con la tecnología en sí.

Básicamente las freidoras de aire sin aceite reducen hasta un 90 % de la cantidad de aceite utilizado, y donde los alimentos cocinados en este tipo de freidoras pueden llegar a aportar solo una tercera parte de las kilocalorías que encontramos en el mismo elemento frito.

Pero no cabe duda que utilizar este tipo de freidora sin aceite es más sano, porque durante la fritura convencional las grasas se deterioran por el efecto del calor y acaban apareciendo sustancias negativas para nuestra salud como distintos compuestos. Por suerte con las freidoras de aire se forman menos de estos compuestos y por tanto es más beneficioso para nuestra salud a largo plazo.

El principal inconveniente con las freidoras de aire es que hay ciertos alimentos que no podemos cocinar en las mismas, o al menos no quedan ni mucho menos tan ricos como si estuvieran fritos.

Por ejemplo las masas sueltas, las croquetas, alimentos que pueden fundirse como la mantequilla o el queso, alimentos que pesan poco, alimentos muy voluminosos, los rebozados o los huevos fritos vas a tener que hacerlos a la vieja usanza.

Si bien hay multitud de ventajas de apostar por una freidora de aire sin aceite como que producen menos olores, nos ayuda a la economía y es más sostenible, lo cierto es que también tiene ciertos aspectos negativos como que se tarda más en el cocinado, la capacidad para grandes cantidades de comida es siempre menor y es un electrodoméstico que ocupa bastante en nuestra cocina.

Fuente: ComputerHoy.com: Todo sobre tecnología, gadgets y novedades

¿Querés publicitar?