BIOTECNOLOGÍA

Una alimentación «libre de transgénicos» en el ganado perjudicaría al medio ambiente, reporta nuevo estudio

El estudio evidencia que el uso de piensos «libres detransgénicos»tiene mayores costes para la industria y el medio ambiente. Sustituir los granos de maíz o soja transgénica, significaría aumentar las emisiones de carbono al ambiente y demandaría usar más tierras para fines agrícolas mediante cultivos convencionales menos productivos. Además, derivaría en un incremento significativo del precio de productos como lacarne, lalecheo loshuevos para los consumidores.

Un estudio elaborado por el Instituto para la Educación e Investigación de Alimentos (IFEEDER) en Estados Unidos ha evidenciado que el uso de piensos y alimentos libres de transgénicos tiene mayores costes para los actores de las industrias ganadera y avícola. Se refleja que la regulación puede conducir a un aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero y a una disminución de las posibilidades de preservar los hábitats y la biodiversidad.

El objetivo del estudio era examinar las implicaciones ambientales y económicas si los fabricantes de piensos en Estados Unidos necesitaran aumentar su producción de piensos no biotecnológicos. El estudio quería ilustrar a los actores de la cadena de valor sobre las complejidades de pasar por el proceso de producción de líneas de alimentación MG y no MG.

Los resultados mostraron que cuando se limita el uso de tecnologías seguras y comprobadas, como los cultivos transgénicos, los costes para los productores, los consumidores y el medio ambiente pueden aumentar. Los hallazgos más relevantes fueron:

  • Aunque las semillas de soja y maíz MG son más caras para los agricultores, los costes extra se compensan con unos costes más bajos de insumos agrícolas.
  • El uso de semillas no MG reduce el beneficio de la preservación de la tierra. Los datos mostraron que el uso de semillas MG permitió el ahorro cuantioso de hectáreas destinadas a agricultura.
  • El sistema de labranza cero del maíz MG reduce significativamente las emisiones de dióxido de carbono.
  • El uso de semillas MG ha mejorado la eficiencia del nitrógeno.
  • Separar los ingredientes MG y no MG supondría unos costes adicionales a todos los actores de la cadena de producción y suministro que derivaría en un incremento del precio final del producto.
  • Sustituir los piensos MG por no MG derivaría en un incremento significativo del precio de productos como la carne, la leche o los huevos.

 

Fuente: https://www.chilebio.cl/

¿Querés publicitar?