INTERÉS GENERAL

Medidas y manejos urgentes para evitar mayores caídas del stock ganadero

Un nuevo informe del Rosgan analiza que el año pasado sucedió el descenso neto del stock más importante desde el período 2008-2010.

Un nuevo informe publicado por el Rosario Ganadero (Rosgan), el mercado de hacienda de la Bolsa de Comercio de Rosario, pone el foco sobre la tasa de extracción y nivel de faena argentina y, a partir de allí, analiza diferentes variables fundamentales para evitar la erosión de la dotación de cabezas en el país.

Antes de avanzar con el análisis, el trabajo cita que la tasa de extracción el año pasado fue del 24,2%, es decir, que se faenaero casi 13 millones de cabezas.

En anteriores investigaciones hechas por el Rosgan, las cuales son elaboradas por la experta María Julia Aiassa, se puntualizó el año pasado el stock nacional se redujo en unas 100.000 cabezas. Sin embargo, el nivel de faena se contrajo en 1 millones de cabezas, pasando de una faena anual de 14 millones en 2020 a menos de 13 millones de cabezas en 2021.

Por tanto, la variación neta del stock -sin considerar el efecto de la menor faena- resulta en una caída de más de 1,1 millón de animales, la mayor que se haya registrado desde la liquidación del período 2008-2010.

Por tanto, convivir con la actual tasa de extracción de corte a fin de evitar la erosión del stock, requiere de un crecimiento sostenible en la producción vía aumento de peso de faena por mayor cantidad de kilos logrados por animal en engorde, dice el trabajo.

Este es uno de los objetivos que buscarán ponerse en práctica a través del “Plan Gan.Ar” que el gobierno presentó oficialmente este martes.

RECUPERACIÓN DEL STOCK

Según el trabajo, respecto al aumento de 10 kilos en el peso medio de la res -manteniendo sin cambios la faena- aportaría unas 130.000 toneladas de carne adiciones, lo que permitiría al menos recuperar el nivel de producción de registrado en 2019/2020, sin afectar el stock.

No obstante, un aumento significativo en el peso medio de los animales que llegan a faena se logra
o bien con mayor intensificación de los procesos de engorde o bien con mayor plazo.

En conclusión, se debe trabajar paralelamente en dos ejes, por un lado, en aumentar la producción de carne por animal enviado a faena, pero también en incrementar la producción de terneros de manera tal de lograr elevar definitivamente esa tasa de extracción de equilibrio que hoy limita la faena a unos 13 millones de animales.

Para esto último se requiere no solo aumentar la cantidad de vientres en stock sino fundamentalmente de elevar la eficiencia reproductiva de esos vientres, otro de los puntos clave del Plan Gan.Ar.

Fuente: https://www.infocampo.com.ar/

¿Querés publicitar?