ALIMENTACIÓN

Los beneficios y los riesgos de consumir alcohol

No existe un nivel de consumo seguro de alcohol. Actualmente se encuentra entre las siete primeras causas de muerte en todo el mundo. La dependencia a esta sustancia es uno de los problemas de salud pública más comunes. Es importante saber identificar este problema para saber superarlo en caso de padecerlo.

Sin embargo, algunos expertos recomiendan de vez en cuando tomarse una copa de vino o una cerveza fresquita, siempre y cuando no se abuse de estas bebidas. Porque, efectivamente, existen formas seguras de beber.

La forma que tiene el alcohol de afectar a las personas depende de cada uno. El hígado metaboliza esta sustancia, pero solo hasta cierto punto, según los CDC. Los efectos no dependen tanto del tipo de alcohol que se haya ingerido como de la cantidad.

Aunque el alcohol aporta ciertos beneficios, no hay que olvidarse de los riesgos que también supone su consumo y que tienen un mayor peso en la salud.

Estos son algunos de los beneficios que ocurren en tu cuerpo cuando dejas de beber alcohol, según los expertos

Beneficios de tomar alcohol

Los expertos coinciden en que el consumo moderado de bebidas como el vino tinto, que poseen un cierto porcentaje de alcohol, es bueno para el sistema circulatorio. Beber una copa al día disminuye la probabilidad de padecer alguna enfermedad cardiovascular ya que aumenta los niveles de 'colesterol bueno'.

Otro beneficio que aporta es la mejora cognitiva a largo plazo en personas adultas. Un estudio publicado en el New England Journal of Medicine ha señalado que no existen riesgos cerebrales asociados con el consumo de alcohol. De hecho, las personas que beben alcohol de forma moderada rinden mejor, son más rápidos y poseen una mejor astucia que los que no beben o lo hacen en grandes cantidades.

Un caso específico en cuanto a beneficios lo aporta la cerveza. Al tratarse de una bebida fermentada ayuda a la flora intestinal. Eso no significa que puedas beber cerveza todos los días.

Desventajas de tomar alcohol

La primera desventaja está relacionada con un hecho comentado anteriormente. El alcohol daña el hígado. "El consumo excesivo de alcohol puede poner a prueba el hígado al ser el órgano que filtra el alcohol", ha dicho Alana Kessler, experta en nutrición y bienestar, en un artículo.

También puede dañar todo el tracto gastrointestinal al poseer etanol. Esta sustancia afecta directamente a algunos órganos como el esófago, el intestino o el páncreas. Ciertas investigaciones lo han relacionado incluso con varios tipos de cáncer como el de colon, mama e hígado. El alcohol puede fomentar la aparición de tumores malignos.

Otros riesgos que supone tomar alcohol descontroladamente es el aumento de peso, la pérdida de reflejos, la deshidratación y la consecuente resaca que viene acompañada de síntomas muy diversos.

Fuente: Business Insider España: Actualidad económica, tendencias y mundo global

¿Querés publicitar?