ALIMENTACIÓN

Los niveles de estrés se pueden disminuir gracias a los alimentos fermentados

A pesar de intentar evitar que se presenten episodios de estrés, en algún momento de nuestras vidas es inevitable no vivirlo. Está en nuestro ADN y en el día a día, por lo tanto, la mejor manera de sobrellevar la situación es estando preparado de la mejor manera posible para combatirlo.

Cuando hablamos entre amigos y especialistas para determinar el cómo se puede prevenir o afrontar al estrés, de inmediato las primeras recomendaciones radican por la realización de diversas actividades físicas y mentales que ayuden a botar las malas energías y la presión interna.

Ahora, un estudio de APC Microbiome Ireland, lugar de investigación perteneciente a la Universidad Colegio Cork, Irlanda, indica que mediante una sana alimentación también se puede lograr controlar los niveles de estrés, más en específico al comer más alimentos fermentados y fibra a diario durante solo cuatro semanas.

Poder de los alimentos para el cerebro

Aunque se ha avanzado en los últimos años con mas investigaciones para entender el porqué la alimentación ayudaría a la mente con respecto al tratamiento contra el estrés, hasta la fecha no se ha determinado con exactitud las posibles causas.

Sin embargo, una de las posibles causas podría estar relacionado entre el cerebro y nuestro microbioma (los billones de bacterias que viven en el intestino) a través del eje intestino-cerebral, autopista física que permite la constante comunicación entre ambos órganos y hace posibles funciones corporales esenciales como la digestión y el apetito.

Datos de la investigación

Para llegar a las conclusiones, el equipo de investigación contó con la presencia de 45 personas (el 70% mujeres) en edades comprendidas entre 18 y 59 años con dietas bajas en fibra. Luego todos fueron divididos en dos grupos y se le asignó al azar una dieta para que la desarrollen durante cuatro semanas.

A la mitad se les asignó una dieta diseñada por la nutricionista Kirsten Berding, para aumentar la cantidad de alimentos prebióticos y fermentados que comían basado en incluir de 6 a 8 raciones diarias de frutas y verduras con alto contenido en fibras prebióticas (como cebollas, puerros, coles, manzanas, plátanos y avena), 5 a 8 raciones de cereales al día y 3 a 4 raciones de legumbres a la semana. Dicha dieta es conocida como “psicobiótica”, y esta incluye alimentos que se han relacionado con una mejor salud mental.

Los que siguieron la dieta psicobiótica declararon sentirse menos estresados en comparación con los que siguieron la dieta de control. Asimismo, hubo una correlación directa entre el rigor con el que los participantes siguieron la dieta y sus niveles de estrés percibidos: los que comieron más alimentos psicobióticos se sentían menos estresados.

Fuente: Metro World News - Noticias, Deportes y entretención de Latinoamérica y el Mundo

¿Querés publicitar?