INTERÉS GENERAL

Uniporc: el modelo asociativo de productores que triunfa en el mercado porcino

Todo empezó en 2007, cuando dos productores porcinos se unieron con una empresa productora de salamines de Tandil; el modelo propone que los productores zonales se pueden asociar con el criadero, distribuyendo las ganancias en un 50%

Productores de carne porcina conformaron Uniporc: una empresa conformada para crear valor en la cadena productiva bajo un modelo asociativo. Bajo el lema “Ganar-ganar”, la firma también busca maximizar la eficiencia de manera sostenible. 

Uno de los integrantes de Uniporc, Gonzalo Saez Rosas, de la Regional Aapresid Tandilia, contó que la idea nació en al año 2007, cuando dos productores porcinos se unieron con una empresa productora de salamines de Tandil para la instalación de un criadero de cerdos de ciclo completo, con madres y engorde. Años más tarde, con la mirada puesta en el crecimiento a mayor escala, lanzaron un modelo asociativo en el cual los productores zonales se pueden asociar con el criadero beneficiándose de la materia prima, los lechones, y distribuyendo las ganancias. 

Bajo este esquema asociativo, los productores reciben a los animales, los engordan en sus campos (alimentándolos con maíz y soja de sus cosechas) y los llevan a un peso que oscila entre 9 y 130 kilos. En caso de que las siembras con la que se alimenta a los porcinos tengan el sello de Agricultura Sustentable Certificada ASC de Aapresid, el sistema adquiere mayor trazabilidad. 

“Es un modelo de capitalización, ya que el 50% de los kilos ganados va para el productor y el otro 50% para el criadero. La asociación radica en que el criadero entrega los lechones con toda su genética, con la alimentación inicial a base de núcleos, y el conocimiento en el manejo reproductivo. Mientras que el productor construye los galpones en el campo, prepara las mezclas a base de maíz y soja, y gestiona el galpón de engorde. Y a su vez captura los desechos del sistema”, indicaron desde Uniporc. 

En relación a este último punto, se destacó que el aprovechamiento de los desechos ayuda a nutrir los cultivos y a reducir el uso de insumos agropecuarios, causando así un ahorro económico. Para esto, se instalan galpones de engorde en el centro del campo, y alrededor de ellos se coloca una estercolera. 

Los efluentes aportaron cerca del 40% del nitrógeno y el 60% del fósforo requeridos en los campos, que anteriormente se aportaban mediante insumos. En tanto, otra de las ventajas del sistema es que demanda mano de obra joven y capacitada –para encargarse de las tecnologías que demandan los galpones- pero también de trabajadores con experiencia y años en servicio, cuya tarea se aboca a la maternidad y destete de los animales. 

Fuente: https://news.agrofy.com.ar/

¿Querés publicitar?