ENERGÍAS SOSTENIBLES

Safe Water Cube: el invento de un ingeniero francés que filtra el agua sucia para hacerla potable, sin energía ni productos químicos

Unas 250.000 personas tienen acceso a agua limpia gracias al invento de un ingeniero francés.

El acceso al agua potable es un problema mundial. En Europa, basta con abrir un grifo para ver que el agua fluye sin restricciones, pero no es el caso de 1.600 millones de personas que aún carecen de ella.

Un ingeniero francés lleva 10 años trabajando en un invento que ya ha llevado agua potable a 250.000 personas de todo el mundo.

Jean-Paul Augereau ha inventado la fuente Safe Water Cube. Este dispositivo permite filtrar cualquier agua y hacerla potable.

Safe Water Cube.

Jean-Paul Augereau contrajo una septicemia durante un viaje a Egipto tras utilizar agua sucia para lavarse los dientes.

A raíz del incidente, quiso inventar una solución que filtrara toda el agua para hacerla potable. El inventor pudo escapar de una muerte segura gracias a un trasplante.

Embarcarse en una invención de tal magnitud le permitió salir poco a poco de una depresión, buscando una solución a lo que podría haberle costado la vida. Otras personas no tienen tanta suerte como él y mueren por beber agua contaminada.

Una década de investigación.

Jean-Paul Augereau explicó en una entrevista: «He enfermado por culpa del agua, vivo porque alguien me ha dado algo… bueno, voy a intentar devolver algo a los demás

Fundó la asociación Agir Ensemble, cuyo objetivo es promover el acceso al agua potable, la salud y los vínculos sociales en regiones del mundo con poca o ninguna agua potable. Inventó una fuente que funciona mecánicamente, por tanto sin productos químicos ni energía, y que puede filtrar sin distinción el agua de estanques, ríos y aguas salobres en ciertos países del mundo.

Cómo funciona.

El invento de Jean-Paul puede filtrar unos 1.000 litros de agua por hora, o 150.000 litros de agua al mes.

El agua bombeada pasa por 5 etapas de filtración para hacerla lo más pura posible, sin destruir los minerales del agua. El sistema no requiere mantenimiento, aparte de cambiar los filtros cada cuatro meses. Las etapas son las siguientes:

  1. Un tamiz de 100 micras en el colador de bombeo (o de 500 micras en la entrada del tanque).
  2. Filtración de 60 micras a través de un filtro de plástico.
  3. Filtración de 25 micras a través de un filtro textil.
  4. Filtración de 5 micras a través de un filtro textil (la única parte consumible del dispositivo).
  5. Ultrafiltración a 0,02 micras mediante un filtro cerámico.

Safe Water Cube ha sido certificado por un agente judicial bajo la referencia CT16014035 (criterios de la Organización Mundial de la Salud – OMS).

El inventor considera que su misión es intentar que algunos seres humanos vivan mejor.

Fuente: https://ecoinventos.com/

¿Querés publicitar?