INTERÉS GENERAL

Un pájaro realiza un vuelo récord mundial al volar de Alaska a Tasmania sin aterrizar

Una joven aguja colipinta (Limosa lapponica) parece haber establecido un récord de distancia sin escalas para las aves migratorias al volar al menos 13.560 kilómetros (8.435 millas) desde Alaska hasta el estado australiano de Tasmania.

El ave fue marcada como cría en Alaska durante el verano del hemisferio norte con un chip GPS de seguimiento y un diminuto panel solar que permitió a un equipo internacional de investigación seguir su primera migración anual a través del Océano Pacífico, dijo el coordinador de BirdLife Tasmania, Eric Woehler. Como el ave era tan joven, se desconocía su sexo.

De unos cinco meses de edad, salió del suroeste de Alaska, en el delta del Yukón-Kuskokwim, el 13 de octubre y tocó tierra 11 días después en la bahía de Ansons, en el extremo noreste de la isla de Tasmania, el 24 de octubre, según datos del Instituto Max Planck de Ornitología de Alemania. La investigación aún no ha sido publicada ni revisada por pares.

13.560 kilómetros sin detenerse

El pájaro comenzó a dirigirse hacia el suroeste, hacia Japón, y luego giró hacia el sureste sobre las islas Aleutianas de Alaska, según un mapa publicado por el Centro de Aves Costeras Pukorokoro Miranda de Nueva Zelanda.

El ave se dirigió de nuevo hacia el suroeste cuando sobrevoló o estuvo cerca de Kiribati y Nueva Caledonia, y luego pasó por el continente australiano antes de girar directamente hacia el oeste, hacia Tasmania, el estado más meridional de Australia. El rastro del satélite mostró que había cubierto 13.560 kilómetros (8.435 millas) sin detenerse.

"Todavía no sabemos si se trata de un accidente, si este pájaro se perdió o si forma parte de un patrón normal de migración de la especie", dijo Woehler, que forma parte del proyecto de investigación.

Récords Mundiales Guinness

Los Récords Mundiales Guinness enumeran la migración más larga registrada por un ave sin detenerse para comer o descansar como 12.200 kilómetros (7.580 millas) por un macho de aguja colipinta marcado por satélite que volaba desde Alaska a Nueva Zelanda.

Ese vuelo se registró en 2020 como parte del mismo proyecto de investigación de una década, en el que también participan la Universidad de Fudan de China, la Universidad de Massey de Nueva Zelanda y la Red Global de Vías Migratorias.

La misma ave batió su propio récord con un vuelo de 13.000 kilómetros (8.100 millas) en su siguiente migración el año pasado, dicen los investigadores. Pero Guinness aún no ha reconocido esa hazaña.

Woehler dijo que los investigadores no sabían si el último pájaro, conocido por su etiqueta de satélite 234684, voló solo o como parte de una bandada.

"Hay tan pocas aves marcadas que no sabemos hasta qué punto es representativo o no este acontecimiento", dijo Woehler.

"Puede ser que la mitad de las aves que hacen la migración desde Alaska lleguen a Tasmania directamente en lugar de hacerlo a través de Nueva Zelanda, o puede ser un 1 %, o puede ser que sea la primera vez que ocurre", añadió.

Las aves adultas salen antes de Alaska que las jóvenes, por lo que es poco probable que el ave marcada haya seguido a viajeros más experimentados hacia el sur, dijo Woehler.

Woehler espera ver al ave una vez que el tiempo húmedo se despeje en el remoto rincón de Tasmania, donde engordará tras haber perdido la mitad de su peso corporal en su viaje.

Fuente: https://www.dw.com/

¿Querés publicitar?