AGRICULTURA

Ventajas y desventajas del monocultivo: Analizando su impacto en la agricultura

El monocultivo es una técnica agrícola que se basa en cultivar un único tipo de planta por temporada. A menudo, también se usa este concepto para hacer referencia al cultivo de una misma planta año tras año, aunque no necesariamente debe ser así.

En general, el monocultivo no requiere más que personal suficiente y algo de maquinaria. Como toda práctica, el monocultivo tiene ventajas y desventajas: por un lado, es más sencillo gestionar un único cultivo; por otro lado, a largo plazo supone problemas.

Ventajas del monocultivo

El monocultivo fue una evolución respecto a las formas más básicas de hacer agricultura como medio para lograr un sistema alimentario industrializado que intentase satisfacer las necesidades y demandas de la población cuando ésta estaba todavía en vías de globalización. Algunas de las ventajas de usar esta técnica son:

  • Facilidad de gestión y simplicidad. Se trata de una opción muy sencilla de manejar; la preparación del suelo, el riego y la aportación de productos químicos está centrada en un único cultivo. Esto facilita enormemente la labor de los agricultores y otros trabajadores en el campo, que no necesitan recordar o adaptarse a las necesidades de distintas especies. Asimismo, el tratamiento contra plagas y enfermedades se realiza más fácilmente. 
  • Maximización del rendimiento. En el monocultivo, cada planta tiene su propio proceso cuando se realizan tareas como plantado, mantenimiento o cosecha. Por tanto, da lugar a un mayor rendimiento y menos costes que si se usasen sistemas intercalados con otras plantas de especies diferentes. No obstante, si no se realiza rotación de cultivos y se planta el mismo cultivo año tras año, el rendimiento acabará por caer.
  • Mejor respuesta a las innovaciones tecnológicas. Dado que solo existe un único cultivo en el campo, tareas como la recolección pueden automatizarse con una mayor facilidad. Al no haber especies de diferentes formas y tamaños, la programación de los robots y la maquinaria autónoma resulta más sencilla, pues entran menos variables en juego.

 Desventajas del monocultivo

Pese a las ventajas expuestas anteriormente, la práctica del monocultivo trae consigo numerosas desventajas, que hacen que cada vez menos gente se decida por este sistema. Las principales desventajas del monocultivo son:

  • Pérdida de fertilidad debido a la erosión y degradación del suelo. El monocultivo agota los nutrientes del suelo y degrada su capacidad para seguir alimentando a las plantas. Los agricultores tienden a usar fertilizantes para intentar compensar esto, pero es una solución a la larga obliga a usar cada vez mayores cantidades de insumos, llegando a un punto en el que las plantas no aceptarán dichas aportaciones. 

Al mismo tiempo, la existencia de un solo sistema radicular genera una estructura mucho más inestable, ya que solo hay un tipo de “anclaje” al suelo, lo que provoca la erosión del mismo.

  • Mayor susceptibilidad a una infestación de plagas. La ausencia de diversidad en el campo convierte a éste en objetivo fácil y prioritario para las plagas. Normalmente, los campos de monocultivo son de gran extensión, por lo que cualquier plaga se encuentra con un enorme terreno en el que alimentarse y seguir reproduciéndose, dificultando su erradicación.
  • Pérdida de biodiversidad y alteración de ecosistemas. La aplicación de pesticidas para evitar las plagas afecta a los insectos polinizadores, especialmente a las abejas, que ven como sus colonias se ven mermadas en el número de individuos y su dieta es menos variada, poniendo en peligro su existencia y, a su vez, produciendo peores productos, como miel o jalea real, para consumo humano. Además, los productos químicos destruyen los ecosistemas del suelo, formados por microorganismos y pequeños animales, perjudicando la regeneración del suelo y el aporte natural de nutrientes.
  • Polución. El uso indiscriminado en grandes cantidades de fertilizantes químicos contamina el propio campo y el medioambiente. Dichos productos químicos siguen en el suelo incluso después de que la planta haya sido cosechada y no se descomponen o son transformados por los microorganismos debido a que no son orgánicos. Las lluvias lavan dichos productos y se producen escorrentías que afectan a las masas de agua cercanas, impidiendo su uso y consumo por el ser humano y afectando gravemente a la fauna que habita en ellas.
  • Deforestación. Como el monocultivo tiende a agotar el suelo hasta la extenuación, en muchos casos se amplía el área de cultivo, muchas veces a costa de las masas forestales cercanas.

Monocultivo frente a policultivo

El policultivo es una variedad de agricultura que implica el cultivo de más de una planta en un mismo campo al mismo tiempo, imitando la diversidad de los ecosistemas naturales. Entre los aspectos positivos del policultivo, se encuentran la mejora de la salud del suelo, el menor (a veces, nulo) uso de fertilizantes y pesticidas químicos, menor riesgo de fracaso total de la cosecha, menor contaminación del agua y una mayor preservación de la biodiversidad y los ecosistemas cercanos.

Por el contrario, el policultivo requiere una mayor mano de obra que el monocultivo, a corto plazo el rendimiento es inferior y requiere un mayor conocimiento teórico y práctico, ya que hay que trabajar con diferentes cultivos, cada uno de ellos con sus propias necesidades.

Monocultivo con EOSDA Crop Monitoring

Para evitar las consecuencias negativas del monocultivo, los agricultores disponen de herramientas digitales como apoyo. Entre ellas está EOSDA Crop Monitoring, una plataforma en línea basada en datos satelitales para una gestión más eficaz de la explotación agrícola. Además, es un lugar en el que poder integrar todos los datos.

Gracias a los índices de vegetación incluidos en el software, se puede monitorizar las condiciones del campo, incluso aquellos parámetros que no se ven, para entender el estado real del campo. La función Zonificación divide el campo en subzonas de acuerdo con su productividad, de modo que los insumos se apliquen de forma precisa donde se necesitan y en la cantidad justa, en lugar de fertilizar el campo entero, con el consiguiente desperdicio de dinero. 

Fuente: https://portalagropecuario.com.ar/

¿Querés publicitar?