AGRICULTURA

ASPECTOS PRÁCTICOS DE LA FERTIRRIGACIÓN EN EL CULTIVO DE LA SANDÍA

 

México es uno de los principales exportadores de sandía a nivel mundial y tiene una producción anual de más de un millón de toneladas. Los principales mercados de la fruta mexicana son: Estados Unidos, Canadá y Holanda. Para obtener frutos de alta calidad se deben utilizar material vegetal sano y variedades diploides o triploides, las cuales han sido mejoradas para lograr mayor respuesta a las exigencias en cuanto al clima, suelo y agua.

El manejo adecuado de la fertirrigación en este cultivo también es muy importante para lograr una nutrición balanceada y un uso eficiente de los fertilizantes, logrando además mayor rendimiento y calidad de fruta.

 

 

 

Riego y fertilización de la sandia

Diferentes factores como la radiación solar, CO2 y la temperatura inciden directamente sobre el consumo hídrico de la planta. A través de la fertirrigación es posible cubrir la cantidad adecuada de agua que demanda el cultivo, sin hacer aplicaciones en exceso que favorezcan el lavado de los nutrientes y la asfixia radical, y viceversa, sin aplicar un riego menor al requerido que cause  estrés. Reche (1996), citado por Camacho y Fernández (2000), recomienda el calendario de riego del cuadro 1 para la región de Almería, España.

 

 

Capture

 

 

 

 

Calendario

Mantener una humedad óptima y constante del suelo permite optimizar la absorción adecuada de los nutrientes. En ese sentido, el monitoreo de la humedad es fundamental y se puede llevar a cabo mediante el uso de los tensiómetros, mismos que han demostrado ser eficientes para el seguimiento de las condiciones hídricas del suelo.

Por otra parte, para definir un programa de nutrición adecuado se recomienda partir de la curva de extracción nutrimental del cultivo, y a partir de estos datos definir las cantidades de fertilizantes a aportar para cubrir las demandas del cultivo. Sin embargo, cabe destacar que las curvas de extracción de nutrientes varían según las condiciones ambientales propias de cada región, por lo que estos datos se deben usar únicamente como referencia desde el punto de vista práctico.

 

 

i

 

 

Nutrientes

En los últimos años se ha recurrido a equilibrios de absorción por fases, realizando observación directa del cultivo, calidad del agua que se dispone y características del suelo, además de conocer la función de cada elemento nutritivo en el cultivo. Lo anterior está permitiendo afinar la cantidad y el momento oportuno para aplicar los nutrientes que la planta requiere para realizar sus funciones.

 

 

 

Capture2

 

Las fuentes de fertilizantes

La alta solubilidad y pureza son características que deben cumplir los fertilizantes para su empleo en la preparación de las soluciones para la fertirrigación. Además, aspectos como la compatibilidad entre los fertilizantes, la conductividad eléctrica y el pH de la solución, son elementos que se deben considerar  durante la preparación de la solución a fertirrigar.

 

 

Fuentes Programa de fertirrigación

La composición de la solución a fertirrigar y la cantidad de riego se deben calcular a partir de las necesidades estimadas del cultivo, etapa de desarrollo, análisis de suelo y agua, y además tomando en cuenta las condiciones climáticas predominantes del lugar.

Por último, el monitoreo nutrimental es un práctica obligada con el objetivo de conocer el estado nutrimental del cultivo y para tomar acciones encaminadas a obtener programas de nutrición más eficientes.

 

 

 

http://agriculturers.com/

 

¿Querés publicitar?